Ebola Cuba http://ebolacuba.impela.net News / Noticias / Ebola Sat, 15 Jul 2017 13:59:43 +0000 en-US hourly 1 https://wordpress.org/?v=4.8.2 La relatora de la ONU niega la existencia de una oposición política en Cuba http://ebolacuba.impela.net/2017/07/la-relatora-de-la-onu-niega-la-existencia-de-una-oposicion-politica-en-cuba/ http://ebolacuba.impela.net/2017/07/la-relatora-de-la-onu-niega-la-existencia-de-una-oposicion-politica-en-cuba/#respond Sat, 15 Jul 2017 13:59:43 +0000 http://dhcuba.impela.net/?p=179506 La relatora de la ONU niega la existencia de una oposición política en Cuba
La Habana | Julio 14, 2017

(EFE).- La relatora de la ONU sobre derechos humanos y solidaridad
internacional, Virginia Dandan, alabó este viernes los programas de
cooperación que mantiene Cuba en el exterior, aunque eludió pronunciarse
sobre la situación de los derechos fundamentales en la Isla y negó la
existencia de una oposición política.

Preguntada por la vulneración de los derechos humanos en la Isla que
denuncian organizaciones como Amnistía Internacional o Human Rights
Watch, la experta independiente de Naciones Unidas declaró que “esas
cuestiones no están dentro de los parámetros” de su mandato.

“Estoy en Cuba con el propósito de observar las actividades de
solidaridad internacional del Gobierno y las organizaciones
internacionales con sede aquí. Dentro de la solidaridad internacional
está la solidaridad preventiva que corresponde a la acción colectiva de
los Estados y que debe respetar la convención de los derechos humanos”,
acotó la investigadora filipina.

Dandan ofreció este viernes una conferencia de prensa en La Habana para
exponer las conclusiones de su primera visita oficial a Cuba, donde se
reunió con funcionarios del Gobierno, incluidos los ministros de
Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, y de Comercio Exterior, Rodrigo
Malmierca, así como con representantes de organizaciones oficialistas de
la sociedad civil.

La relatora señaló que está satisfecha con la calidad y diversidad de
los encuentros que ha mantenido durante su visita, en la que no se ha
entrevistado con ningún miembro de la oposición, grupos que dijo desconocer.

“No sé a qué se refiere por oposición. Francamente no sé quién está en
la oposición”, afirmó la relatora en rueda de prensa.

Cuando se anunció su visita, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos,
con sede en Madrid, solicitó a la relatora que “escuche la versión de
los oprimidos” y denunció que en los últimos 18 meses se han producido
en Cuba 12.000 detenciones arbitrarias por motivos políticos camuflados
como supuestos delitos comunes.

La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional -un
grupo disidente que registra en Cuba los incidentes relacionados con la
vulneración de derechos fundamentales por motivos políticos- contabilizó
el pasado junio al menos 380 detenciones por esa razón y la cifra más
alta de violaciones de la libertad de movimiento en varios años.

Esta organización, con base en el interior de la Isla, denunció el
pasado mayo que los presos políticos suman ya 140, cifra que se duplicó
en el último año.

Sin embargo, el Gobierno cubano, que considera a los disidentes
“contrarrevolucionarios” y “mercenarios”, no registra oficialmente a
ningún preso político en sus cárceles, ya que aduce que se trata de
presos por delitos comunes.

La relatora, que ha recabado información durante estos cuatro días de
reuniones y visitas, tiene que elaborar un “completo informe” sobre las
actividades de solidaridad internacional y respeto a los derechos
humanos de Cuba, que deberá presentar ante el Consejo de Derechos
Humanos de la ONU en junio de 2018.

Dandan destacó las “fortalezas” del sistema de cooperación exterior de
Cuba, que se apoya en la educación, la salud y el deporte, áreas que
pudo conocer de primera mano con visitas a la Escuela Latinoamericana de
Medicina -donde se forman médicos de todo el mundo-, centros de salud,
casas de abuelos, y con sus encuentros en el Instituto Cubano de Deporte
y el Ministerio de Educación.

Como ejemplo de su compromiso con los derechos humanos, el Gobierno
cubano defiende su acceso universal y gratuito a la educación y la
salud, así como sus misiones solidarias en el exterior.

Desde 2001 Cuba desarrolla el programa “Yo sí puedo” con el que
pedagogos cubanos han alfabetizado a más de 9,8 millones de personas en
unos treinta países de Latinoamérica y África; y en 2005 se creó la
brigada “Henry Reeve”, que ha prestado asistencia médica en emergencias
en más de 19 países, como en la epidemia de ébola en África Occidental
en 2014 o el terremoto de Haití en 2010.

Como “desafíos” de ese sistema de solidaridad internacional, la relatora
mencionó la “incapacidad del Gobierno cubano para acceder al
equipamiento médico de última generación (…) para responder ante
emergencias médicas”.

La vigencia del “bloqueo” de Estados Unidos sobre la Isla es el
principal obstáculo para que Cuba acceda no solo a equipamientos
médicos, sino también a nuevas tecnologías o a financiación externa.

“Entre toda la documentación que tengo que analizar, espero poder
averiguar más sobre los inconvenientes causados por el bloqueo, su
impacto en la capacidad de los cubanos de disfrutar de sus derechos
económicos y sociales”, aseveró Dandan, la segunda relatora de la ONU
que visita Cuba en los últimos meses.

El pasado abril lo hizo la relatora sobre trata de personas, Maria
Grazia Giammarinaro, pero Cuba no recibía un experto independiente de
Naciones Unidas desde 2007.

Source: La relatora de la ONU niega la existencia de una oposición
política en Cuba –
www.14ymedio.com/nacional/relatora-ONU-existencia-oposicion-Cuba_0_2253974591.html

]]>
http://ebolacuba.impela.net/2017/07/la-relatora-de-la-onu-niega-la-existencia-de-una-oposicion-politica-en-cuba/feed/ 0
Los derechos humanos como hoja de parra http://ebolacuba.impela.net/2017/07/los-derechos-humanos-como-hoja-de-parra/ http://ebolacuba.impela.net/2017/07/los-derechos-humanos-como-hoja-de-parra/#respond Thu, 13 Jul 2017 17:28:40 +0000 http://dhcuba.impela.net/?p=179377 Los derechos humanos como hoja de parra
La primera máxima de una política ética, y toda promoción de derechos
humanos tiene que necesariamente serlo, es no hacer daño
Arturo López-Levy, Denver | 13/07/2017 1:49 pm

El discurso de Donald Trump en rechazo al acercamiento hacia Cuba ha
expuesto no solo su desinformación sobre la Isla sino también las fallas
de algunos argumentos usados en la prensa liberal para defender la
política de Barack Obama. Al aceptar los términos de debate, desde la
descalificación total de la revolución cubana por la derecha
anti-normalización, la posición liberal rinde de entrada tres de sus más
poderosas razones contra el embargo/bloqueo: la moral, la legal y la
histórica.
Los artículos de opinión de Christopher Sabatini “Trump’s imminent Cuba
problem” y “U.S.-Cuba policy change advocates: this is your ally” y el
editorial “A Cynical Reversal on Cuba” por el consejo editorial de The
New York Times son típicos ejemplos. Rechazan un recrudecimiento del
embargo, pero atribuyen a la política estadounidense hacia Cuba y los
defensores de las sanciones una autoridad moral por su oposición al
Gobierno cubano que no es justificada ni por la historia del conflicto,
ni por su postura hacia los derechos humanos como normas legales
internacionales.
Un tercer camino que no es tal
Sabatini dice que “el argumento de que la dureza del embargo equivale a
la defensa de los derechos humanos y el cambio político, es fallido
seria y moralmente en muchos niveles, lógicos e históricos”. Sin
embargo, el “camino medio” que propone y sus argumentos son
instrumentales para promover los mismos fines del embargo; la imposición
ahora por medios pacíficos, de una visión sobre Cuba hecha en Washington
o Miami que niega cualquier legitimidad a la revolución cubana,
considerada por Marco Rubio “un accidente de la historia”.
En esa lógica, la apertura del 17 de diciembre de 2014 hacia Cuba es
útil porque socava al Gobierno cubano, permite negociar acuerdos de
seguridad y contra el crimen internacional, y abre oportunidades de
negocios a los estadounidenses mientras se promueve a los sectores
privados emergentes de la economía cubana y los grupos opositores afines
a un cambio de régimen. Sabatini nos dice que “de cualquier manera los
ciudadanos cubanos pierden” porque Raúl Castro dará prioridad al
presupuesto del gas lacrimógeno, las balas de goma, los bastones
eléctricos y otros instrumentos de represión. Así acepta como válida la
ficción central usada contra la política de Obama: La cooperación
estadounidense con el Gobierno cubano debe ser mínima pues existe una
drástica separación del gobierno como usurpador de la soberanía, y el
pueblo cubano representado por los opositores, escogidos del gobierno
norteamericano de turno. El rol de Estados Unidos —en esa ficción— es
aupar a los cubanos para la libertad. Sabatini separa la política del
presidente Obama en una dimensión “brillante”, que ejemplifica con su
discurso en La Habana, y otra “vergonzosa”, representada en la
declaración de la Casa Blanca a propósito de la muerte de Fidel Castro.
Obama apenas definió a Fidel Castro como una figura compleja cuyo papel
en la historia de Cuba y el mundo, el futuro definiría. Sabatini no
explica su “camino medio” pero hubiese sido una torpeza diplomática
condenar al líder de la Revolución Cubana pues enconaría conflictos
entre cubanos y entre Cuba y EEUU. Las luces y sombras de la Revolución
son específicas a las políticas implementadas en cada área y corresponde
a los cubanos de cada época evaluarlas sin totalitarismos.
Sería lamentable que todo lo que se avanzó en la última administración
demócrata en la comprensión del peso del nacionalismo en la política
cubana, y la necesidad de respetar la soberanía cubana tal y como la
concibe el derecho internacional se pierda ahora en una acomodación
fáustica con los defensores del embargo. Uno de los retos políticos más
inmediatos en el tema de la ideología que recibirá el liderazgo cubano a
estrenarse en 2018 es la celebración del 60 aniversario del triunfo
revolucionario de 1959, y que celebrar: ¿El fin de la dictadura
batistiana? ¿La reivindicación de la soberanía frente a la intromisión
indebida estadounidense en los asuntos internos? Seguro. ¿La instalación
de un modelo de economía estatizada y unipartidismo? Mucho más polémico.
Habla bien de Barack Obama su preferencia por dejar a los cubanos
resolver esos dilemas del pasado mientras avanzaba el deshielo en su
último mes de mandato.
La defensa de la distensión a hurtadillas evita reivindicar dos momentos
gloriosos de la nueva visión sobre Cuba, como oportunidad y país en
transición, no como una amenaza a los EEUU. En Sudáfrica, Obama se
comportó con la dignidad de una superpotencia democrática. Saludó a Raúl
Castro, sin concesión alguna a Cuba sino a la realidad histórica del
papel de la Isla en la lucha contra el apartheid. Una lucha de derechos
humanos en la que los partidarios del embargo encabezados por Jesse
Helms y la Fundación Nacional Cubano-Americana estuvieron del lado
equivocado.
La declaración de Obama a la muerte de Fidel Castro respetó la realidad
de una personalidad compleja. El mismo Gobierno castrista que organizó
la campaña de alfabetización y otras medidas sociales que han abierto la
participación política a millones, sistematizó la exclusión y reclusión
sin juicio justo e imparcial de supuestos inadaptados sociales por
motivos ideológicos, y en cierto momento, hasta de orientación sexual.
Es un legado complejo en derechos humanos en que lo mejor que Estados
Unidos hace es dejar a los cubanos juzgar por sí mismos, fomentando la
empatía y una visión de futuro. Ingratos hubiesen sido los líderes de
Sudáfrica, Namibia, Angola, Argelia y otros países si no hubiesen ido al
funeral de Fidel Castro a agradecer en su persona los sacrificios del
pueblo cubano.
El otro gran momento en derechos humanos entre Cuba y EEUU bajo Obama
fue la colaboración en el África Occidental contra la epidemia de ébola.
Obama hizo lo que era ético, no solo lo que era instrumental al interés
nacional de los EEUU. Frente a partidarios del embargo que abogaban por
una posición criminal contra una cooperación que salvó miles de vidas,
la embajadora Samantha Power habló con orgullo de avanzar intereses y
valores comunes. No se trata de un tema de derecha o izquierda, sino de
lo que es correcto.
Cuba y EEUU pueden cooperar sin que sea necesario comulgar con las malas
prácticas en derechos humanos de los respectivos gobiernos. El derecho
internacional incita a criticar las violaciones de derechos humanos,
pero desde las normas y el multilateralismo, no con sanciones
unilaterales. El sistema internacional de derechos humanos solo tiene
sentido en marcos de respeto por la ley internacional. Se rinde
pleitesía a la manipulación partidista de los derechos humanos cuando se
ignora la forma en que el derecho internacional establece su promoción.
Estados Unidos tiene que aceptar la ley internacional como el marco
apropiado para su relación con Cuba. De la misma forma que Cuba debe
aceptar los convenios internacionales de derechos humanos como el marco
legal para la relación entre el gobierno y sus ciudadanos.
Todo menos derechos humanos: el embargo/bloqueo contra Cuba
El bloqueo/embargo nunca ha sido una política de derechos humanos sino
su negación. Su codificación en ley fue la obra magna de Jesse Helms,
defensor del racismo sureño contra afroamericanos y latinos, enemigo de
los derechos civiles en su propio estado. Cuando Trump proclama el
retorno a esa “ley” injusta restringe los derechos de los
estadounidenses. Eliminar esa política no es solo cuestión de
empresarios, militares y cabilderos, sino de los clérigos en las
iglesias, los medioambientalistas, los médicos y profesores, de la
mayoría moral del pueblo norteamericano en general.
Los legisladores pro-embargo del sur de la Florida abogan ante Trump por
restricciones para la mayoría de los estadounidenses en los viajes a
Cuba que ya no encuentran moral para persuadir a sus propios electores
cubano-americanos. Ese privilegio indebido otorgado a un grupo de
estadounidenses sobre otros es inmoral.
Los partidarios del embargo denuncian que no todos los norteamericanos
que viajan a Cuba se dedican a denunciar el deteriorado sistema de salud
y los arrestos a disidentes. En busca de balance, Sabatini critica a los
turistas norteamericanos en Cuba por pasearse en los carros de los años
50, indolentes a los problemas del pueblo cubano. ¿Cuál es la
inmoralidad? Ninguna. Es óptimo que cada viajero a Cuba o a cualquier
parte del mundo exhiba sensibilidad por la cultura, historia y política
del país anfitrión, pero tal comportamiento se cultiva con la
persuasión, no con restricciones. La política correcta para EEUU no se
alcanza tirando una diagonal de paralelogramo entre las líneas de los
defensores del embargo y sus oponentes. Hay posturas que son
irreconciliables. Si el embargo es una violación de los derechos humanos
de cubanos y norteamericanos como tal debe ser denunciada.
Sabatini explica cómo los cubanos vamos a ser más libres del comunismo
al recibir más viajeros de EEUU. Coincido con su visión, pero admito que
quizás no suceda así. Lo que sí queda fuera de duda es que el día que se
acabe el embargo, los norteamericanos vamos a ser más libres y
coherentes para practicar las libertades que predicamos. Ese ejemplo es
la mejor contribución que la democracia norteamericana puede hacer a la
democratización de Cuba.
La primera máxima de una política ética —y toda promoción de derechos
humanos tiene que necesariamente serlo— es no hacer daño. El uso de
sanciones se considera una herramienta legítima para condenar
violaciones de derechos humanos, pero solo bajo especificas
regulaciones. Las sanciones contra Cuba incumplen todos esos parámetros
del derecho internacional. Son unilaterales, condenadas por todos los
organismos multilaterales globales y hemisféricos, y violatorias de la
soberanía de Cuba y terceros países. Incluyen medicinas y alimentos,
agravan la situación de la población en general y no tienen ninguna
cláusula de terminación que fuerce una revaloración periódica de su
vigencia e impacto como estableció el consejo de seguridad de la ONU
para Iraq tras la invasión de Kuwait y el descubrimiento de violaciones
masivas del régimen internacional contra la proliferación de armas de
destrucción masiva.
La discusión sobre sanciones dirigidas a violadores específicos de
derechos humanos, códigos de responsabilidad social corporativa, o
ayudas con condicionalidad democrática carece de relevancia si el punto
de partida son castigos generales al pueblo cubano y la capacidad del
gobierno de implementar la realización progresiva de varios derechos
como el de salud, alimentación, educación y otros. Todo lo que se pueda
hacer en cooperación con el Gobierno cubano, particularmente con su
sector modernizador, debe procurarse. Obama puso fin a la incoherencia
de enviar a Alan Gross a proveer secreto acceso a Internet mientras en
EEUU. se prohibía al Gobierno cubano comprar equipamiento para ese mismo
propósito. Por primera vez desde 1959, la posición oficial
estadounidense pareció ser no contra el Gobierno o el pueblo cubano,
sino por la observancia de estándares internacionales.
Coincido con Sabatini en que el Gobierno cubano ha generado
resentimientos en la comunidad cubana en el exterior y en el pueblo
cubano por injusticias que ha cometido y comete. Esos traumas no
ocurrieron en un vacío. No hay que justificar ninguna de esas
violaciones para entender que la revolución cubana operó en un contexto
hostil a su soberanía. Existen legítimas reclamaciones contra Cuba, como
Cuba tiene legítimas reclamaciones contra EEUU. Cuba dio refugio a
fugitivos de la justicia estadounidense después de que EEUU irrespetó el
tratado de extradición de 1904 entre los dos países dando refugio a los
criminales de la dictadura de Fulgencio Batista, a la que apoyó hasta
apenas unos meses de su derrocamiento.
Nada positivo puede venir de una versión de buenos y malos en el
conflicto entre Estados Unidos como gran potencia y Cuba, el
archipiélago vecino en el Caribe, donde es urgente tener un ambiente de
cooperación, y que no es el patio trasero de nadie. La política exterior
no es el espacio ideal para terapia de catarsis. Como gran potencia, es
realista que Estados Unidos procure que Cuba acomode sus comportamientos
a un orden internacional bajo su hegemonía. Pero tal objetivo no se
alcanzará escogiendo cubanos favoritos ni castigando instituciones como
las fuerzas armadas cubanas.
De cara a la transición generacional en el liderazgo cubano en 2018,
Estados Unidos debe procurar una relación amistosa con todos los
sectores de Cuba, incluidas las Fuerzas Armadas y las fuerzas de
seguridad. Promover la democracia y los derechos humanos es ayudar
procesos y requerir garantías, no escoger preferidos en la política
interna de un Estado soberano.
Los activistas pro-embargo no son activistas de derechos humanos
En la medida en que el respeto estadounidense por la soberanía cubana lo
permita, con la normalidad exterior debe venir la normalidad interior. A
un país bajo asedio externo no se le puede pedir una democracia de paz.
De la misma forma, un país en condiciones normales no tiene pretextos de
emergencia para no respetar los derechos humanos de sus ciudadanos tal y
como están concebidos en los tratados internacionales. Si ese fuese el
caso, allí empezarían los intereses del Partido Comunista y terminarían
los de Cuba.
Como en política, es importante la secuencia, se prioriza lo que
entiende más urgente. El fin del embargo, fortalezca o no al Gobierno
cubano, de seguro destrabaría importantes dinámicas en Cuba de
liberalización y reforma que hoy, mientras exista esa política
norteamericana contra el nacionalismo cubano, están atadas. Los
inmorales no son los viajeros nostálgicos de los 50 ni aquellos que
prefieren priorizar la derrota del embargo. Esos ni ejecutan ni
promueven violación de derecho humano alguno.
Si a alguien le falta claridad es a los que llaman a defensores del
embargo “activistas pro-derechos humanos”. No se pueden llamar tales
quienes invocan la democracia solo los domingos para criticar al
Gobierno cubano por impedir desfilar a las damas de blanco mientras
pisotean tantos derechos humanos de cubanos, norteamericanos y
ciudadanos de terceros países todos los días de la semana.
Este trabajo apareció publicado en OnCuba.

Source: Los derechos humanos como hoja de parra – Artículos – Opinión –
Cuba Encuentro –
www.cubaencuentro.com/opinion/articulos/los-derechos-humanos-como-hoja-de-parra-329994

]]>
http://ebolacuba.impela.net/2017/07/los-derechos-humanos-como-hoja-de-parra/feed/ 0
Una realidad que desespera http://ebolacuba.impela.net/2017/03/una-realidad-que-desespera/ http://ebolacuba.impela.net/2017/03/una-realidad-que-desespera/#respond Wed, 22 Mar 2017 17:45:13 +0000 http://dhcuba.impela.net/?p=175838 Una realidad que desespera
21 Marzo, 2017 8:55 pm por Daudy Hermelo Lago

Pinar del Rio, Cuba, Daudy Hermelo, (PD) Los médicos cubanos que
trabajan en varios países del mundo, a riesgo de contraer enfermedades
como el cólera, el ébola y otras, se han ganado un prestigio internacional.

Es admirable el esfuerzo de estos médicos cubanos, que a veces tienen
que recorrer grandes distancias, atravesando ríos y montañas para poder
atender a sus pacientes.

Esos médicos hacen gala de humanismo que en muchas ocasiones falta en
nuestro país.

A los pacientes en Cuba no se les trata con la adecuada atención que
requieren. Y si de que el médico visite al enfermo en el hogar se trata,
entonces nunca serían atendidos porque “no tienen transporte para
trasladarse”.

En Cuba hay escasez de médicos, medicamentos, y de los equipos que son
necesarios para la atención primaria de los pacientes. A eso se suma la
falta de interés de los trabajadores de la salud.

El laboratorio de exudados bacteriológicos ubicado en el centro de
especialidades de Pinar del Río, al que acuden numerosas mujeres,
fundamentalmente las embarazadas, presta servicio de lunes a viernes,
pero solo los martes y jueves atienden a las embarazadas. Cada día
atienden a 25 mujeres.

Ese laboratorio es el único que hay en la provincia. Todos los días
quedan pacientes que no pudieron ser atendidas.

Diana, una joven embarazada del municipio Viñales, se presentó a las7:40
am para poder coger turno, pero ya todos estaban dados. Explicó que vive
muy lejos y le es imposible estar a las 6:00 am para poder coger un
turno y que tenía que pagar una maquina bien cara para poder estar antes
de las 8:00am, que es cuando comienzan a realizar las pruebas. La
recepcionista le dijo que ella nada podía hacer porque solo daban 25
espéculos para realizar la prueba y que eso “estaba orientado por la
dirección del centro”. Diana tuvo que regresar a su hogar y no pudo
hacerse el análisis que necesita para saber si tiene alguna bacteria que
pueda afectar la vida de su bebe.

Pese a la propaganda del gobierno, los cubanos sufren mucho en cuanto a
la medicina y cada vez tienen más motivos para quejarse.
comuni.red.comunitaria@gmail.com; Daudy Hermelo; Móvil 52486892
*Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

Source: Una realidad que desespera | Primavera Digital –
primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/una-realidad-que-desespera/

]]>
http://ebolacuba.impela.net/2017/03/una-realidad-que-desespera/feed/ 0
De caracoles, clarias, peces león y demás invasiones http://ebolacuba.impela.net/2017/02/de-caracoles-clarias-peces-leon-y-demas-invasiones/ http://ebolacuba.impela.net/2017/02/de-caracoles-clarias-peces-leon-y-demas-invasiones/#respond Mon, 13 Feb 2017 19:01:17 +0000 http://dhcuba.impela.net/?p=174542 De caracoles, clarias, peces león y demás invasiones
Tres animales introducidos en Cuba en la última década por ignorancia o
estupidez que han modificado el ecosistema
Domingo, febrero 12, 2017 | Pedro Manuel González Reinoso

VILLA CLARA, Cuba.- El primer ruido por la importación irresponsable de
peligrosas especies exóticas al país, sonó en 2014 con el molusco
nombrado Achatina fulica.

Un aduanero entretenido —o corrupto— permitió a un turista practicante
del sincretismo yoruba procedente de Lagos, Níger, la entrada de un
ejemplar vivo del caracol africano más mortífero y depredador del que se
tenga noticia. Lo traía, declaró después, por encargo de suma santería.

Acto seguido, recordándose la beatificación ochentona hecha en aquellas
selvas-afro por el mofletudo rey-puesto al insular rey-de-puesto —quien
giraba entonces por campamentos de su soldadesca sufragados por el
Kremlin—, el aeropuerto entero cayó en trance y de bruces se postró,
turulato, dejándolo continuar en paz, monstruo consigo.

Traía la babosa terrenal de mayor tamaño: su concha puede medir hasta 30
cm de longitud y 8 cm de alto. Aunque es especie herbívora, come de
todo, incluidos excrementos, ciertos áridos y materiales dúctiles de
construcción por postre (si llegara a “vacacionar” en alguna instalación
del consorcio Gaviota, la dejaba sin paredes, pues entre el pladur y el
yeso que priman, se mecen sus exquisiteces).

En cautiverio, puede consumir alimentos de origen animal, como comida de
perros y gatos, aunque es notable que el caracol común también consume
lo que aparezca en épocas de lluvia. Máxime que perros y gatos del país
andan en desbandada sin dinero ni comida fija (porque no las tienen ni
sus propietarios).

Actualmente está extendido el bicho por Sudamérica: en la madurada
Venezuela y en la macrina Argentina, en muchas islas del Pacífico y, en
general, por todas las zonas tropicales del mundo (no solo donde existan
generales).

Aparece en la lista de las 100 especies invasoras más dañinas de la
Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Algunos lo
han convertido en mascota tenebrosa. Sin embargo, es ilegal en varios
países, entre ellos España (desde 2011); ahí ha terminado inscrito en el
Catálogo de Especies Dañinas a Desterrar; así como en los Estados
Unidos, donde la McDonald’s no tiene todavía ningún interés en
filetearlo, como sí hemos hecho en las pescaderías cubanas con la
mixturada claria-clariidae (Clariallabes) —mitad pez gato africano
(Clarias gariepinus) y mitad pez tigre malayo (Panthera tigris/Gunther)
pertenecientes a la familia Alestidae— que hoy es capitana-depredadora
de todas las invasiones de oriente a occidente. Lo peor reside en su
felinidad, pues traga ratas, ratones y hurones portadores de
espiroquetas y leptospiras sin padecerlas.

Las bestezuelas clarias pueden dar albergue a muchísimas variantes de
digeneans entre miríadas de endo-y-ecto-parásitos, reservorios del mal
humano y el caos ecológico. Pueden sobrevivir casi como las cucarachas
hasta una explosión nuclear y cuando no tienen qué comer después de
andar tres días por esos caminos del mundo sin agua y sin aliento, pues
se devoran entre sí, o como cualquier batracio: se entran a dentelladas
no solo en la piel.

Porque siguiendo los pasos ahistóricos de la gorronización de la isla
por orden de un dictador anterior para desplazar a las cagonas
golondrinas, un edecán del MINFAR las introdujo desde Vietnam, China y
Tailandia bajo premiable encomienda en los 90s, con el fin de salvarnos
de la inanición. Existe un corto titulado “Revolución Azul” (Fabián
Archondo, 2008) que ofrece confesión del oficial diseminador —Macario
Toledo— quien muestra un exuberante orgullo patrio en tan descabellada
acción, desde el matancero Hershey donde la propagó.

Resulta cómica la tesis de que la Brigada 2506 pretenda reclutarla para
destronarnos algo, dado que puede convertirse en plaga comilona dando
cobijo a nemátodos asquerosos, parásitos que se alojan en los tejidos
fibromusculares y secretan en la baba, ocasionando afecciones como
meningoencefalitis eosinofílica y angiostrongiliasis abdominal,
transmitidas por la lombriz Angiostrongylus cantonensis, que infecta los
pulmones de las ratas. (Ya por suerte, en el barrio Chino de Zanja no
venden ratas fritas por pollos, y del pesca’o, mejor ni hablemos). Así
que para “gusanos” entrenables, con aquellos brigadieres basta.

También conforman vectores de la bacteria gramnegativa Aeromonas
hydrophila, con distintos síntomas, principalmente vómitos y diarreas
continuas en las personas con sistemas inmunológicos delicados, siempre
en el supuesto caso de que su preparación para el consumo no haya sido
bien realizada, ni debidamente neutralizada su carne con cloro o sosa
caústica. Asimismo, el consumo u olisqueo de esta especie por parte de
animales domésticos desesperados les ha causado muerte instantánea.

De alguna venenosa manera, el mortífero pez león (también africano) —que
ya se expandió a través del país por obra y desgracia del personal
alocado de cierto acuario—, sumado a este caracol nefasto más la
imparable claria, se han apoderado en conjunto del mar y la tierra
cubanas exhibiendo semejanzas fulminantes.

Somos los humanos culpables de casi todo error cometido en la
naturaleza, la que suele portarse más sabia ubicando a alimañas atroces
en remotas regiones y no aquí, donde prima la indefensión y el
desconocimiento.

Pero nosotros, seres conscientes cruzados con burros, hacemos siempre lo
contrario (justo donde todo es más frágil).

El trueque médico-económico actual con el resto del mundo ha estrenado
muchas enfermedades inexistentes en Cuba hace apenas unos años: el
dengue hemorrágico, el cólera, el H1N1, el zika y esa fiebre
impronunciable. Hasta que un día nos sorprenda el ébola. Todo a causa
de no poner como se debe a nuestros entes serviciales en respectivas
cuarentenas.

El caracol es una especie terrestre de la familia Achatinidae, en el
orden Pulmonata. Algunas oriundas tribus ¿también habaneras? lo ingieren
con sumo cuidado por sus oscuros poderes indemostrados. Luego lo gritan
a henchido pulmón. Somos “los caballos” —gritan— y ya sabemos cómo nació
esa animalidad.

Por Capricho Aduanero, como la canción.

Ahora nos tocará “(re)mover” los caracoles para librarnos de la tripleta
devoradora.

Igual que algunas variedades, Achatina fulica es además hermafrodita, y
crece y se reproduce a gran velocidad, por lo que puede ocasionar graves
daños en ecosistemas y cultivos. Alcanza este “machihembro” —no
registrado en el CENESEX—, la paridera de 1200 descendientes anuales. En
su ma-pa-trimonio, deviene felicísimo consigo mismo, aliviado de
impertinente consorte.

Se recomienda no tomarlo con las manos desnudas y menos si en ellas hay
cortaduras o heridas (se debe usar guantes siempre). En zonas cercanas a
la feria agropecuaria de Rancho Boyeros han sido hallados hasta 200
miembros de esta secta irreligiosa en una sola mata. Porque a ellas
trepan, como gallinas, habiéndolas emponzoñado antes.

Si restara lugar, el resto de la prevención requerida que lo haga el
MINSAP, transitando por La Habana infestada palo y cubo en mano, a ver
si es posible retardar aún este avance fiero, con la altísima ayuda del
Señor, y de nosotros, los eternos pe(s)cadores.

Source: De caracoles, clarias, peces león y demás invasiones | Cubanet –
www.cubanet.org/mas-noticias/de-caracoles-clarias-peces-leon-y-demas-invasiones/

]]>
http://ebolacuba.impela.net/2017/02/de-caracoles-clarias-peces-leon-y-demas-invasiones/feed/ 0
Last Cuban doctor defectors arrive in US after policy change http://ebolacuba.impela.net/2017/02/last-cuban-doctor-defectors-arrive-in-us-after-policy-change/ http://ebolacuba.impela.net/2017/02/last-cuban-doctor-defectors-arrive-in-us-after-policy-change/#respond Thu, 09 Feb 2017 19:05:06 +0000 http://humanrightsincuba.impela.net/?p=137978 Last Cuban doctor defectors arrive in US after policy change
Thursday, February 9th 2017, 9:30 am CET

MIAMI (AP) – Yoandri Pavot applied just in time for a visa under a
recently scrapped U.S. policy that had long welcomed doctors from Cuba
who defected while on assignment in third countries.

Pavot and other Cuban doctors arriving this week in Miami under the now
canceled policy called the Cuban Medical Professionals Parole said
they’re relieved to be arriving despite uncertain times for immigrants
under the Trump administration. But they’re anxious about colleagues
left behind.

“I still can’t believe it. Pinch me. Pinch me. I can’t believe I am
here,” Pavot, 35, said after arriving Monday at Miami International
Airport holding a small American flag. “I wish they would give the ones
left behind a chance because they are also fighting for freedom.”

The program – begun in 2006 by then President George W. Bush – allowed
Cuban doctors, nurses and other medical professionals to defect to the
U.S. while on their government’s mandatory assignments abroad. Pavot
said he had applied after the Cuban government dispatched him to a
crime-ridden area of Venezuela, where many co-workers were attacked.

The waning administration of President Barack Obama canceled the
doctors’ policy Jan. 12. It also eliminated the better-known “wet foot,
dry foot” policy that gave any Cuban who makes it to U.S. soil a path to
become a legal resident. The moves lined up with Obama’s push for a more
normalized relationship with communist Cuba.

But doctors who already applied for visas before Jan. 12 are being
allowed in, and the final wave of those accepted are arriving on flights
to Miami this week, said Julio Cesar Alfonso, director of a nonprofit
that helps Cuban doctors resettle in the U.S.

On Monday, a few walked through glass doors past Customs to loud cheers
and hugs from close and distant relatives carrying flowers and balloons.
They cried and took photos.

Alfonso said 20 professionals arrived Monday and more are expected on
flights this week.

Some critics of the doctors’ policy have said it amounted to a more than
decade-long brain drain for Cuba. But proponents said the doctors were
forced by the Cuban government to toil overseas under often-grueling
conditions and deserved to be liberated.

The repeal of the “wet foot, dry foot” policy was welcomed by many in
the Cuban exile community who accused certain recent arrivals of abusing
privileges by claiming federal benefits and then traveling back to Cuba.
But many of the same criticized the cancellation of the medical
defectors program; they’re urging the Trump administration to restore it.

Under the policy, qualifying medical professions could immediately apply
for work permission and apply for residency after one year.

President Donald Trump has not established what, if anything, will
change regarding Cuba policy. Press secretary Sean Spicer said last week
the administration is reviewing its position with Havana.

Cuba’s doctors abroad program has earned praise from the World Health
Organization for responding to the Ebola outbreak in Africa and to
natural disasters such as Haiti’s 2010 earthquake.

Yet its critics are fierce.

Ileana Ros-Lehtinen, a Republican U.S. representative born in Cuba, said
the Cuban doctors worked under “modern-day indentured servitude” and
that the defector program was “undermining the Castro regime by
providing an outlet for Cuban doctors to seek freedom from forced labor.”

Some critics also say the Cuban government exploits medical
professionals abroad by taking away most of the wages paid by foreign
governments and using the funds as a source of hard currency for the island.

Alfonso said hundreds of doctors are currently stranded in Colombia,
after deserting their missions in Venezuela, and many didn’t manage to
apply in time.

“It’s really sad that Obama left that legacy with the Cuban community,
favoring the Havana regime and crushing the hopes of a group of
professionals who want to be free,” he said.

Yerenia Cedeno, a 28-year-old general practitioner, said she deserted
her mission in Venezuela because of violence and meager pay that
sometimes wasn’t enough to buy food.

Although she had applied for a visa before Jan. 12, she thought her
chances of reaching the U.S. were slim once the program was canceled.

“I am immensely relieved because when we saw the program ended, we lost
hope. Then we got the visa, and I was so happy,” Cedeno said after
arriving at the Miami airport. “We can say that we were saved.”

Source: Last Cuban doctor defectors arrive in US after policy change –
KCBD NewsChannel 11 Lubbock –
www.kcbd.com/story/34462892/last-cuban-doctor-defectors-arrive-in-us-after-policy-change

]]>
http://ebolacuba.impela.net/2017/02/last-cuban-doctor-defectors-arrive-in-us-after-policy-change/feed/ 0
Cómo consigue Cuba una sanidad con índices de un país rico? http://ebolacuba.impela.net/2017/02/como-consigue-cuba-una-sanidad-con-indices-de-un-pais-rico/ http://ebolacuba.impela.net/2017/02/como-consigue-cuba-una-sanidad-con-indices-de-un-pais-rico/#respond Wed, 08 Feb 2017 17:13:08 +0000 http://dhcuba.impela.net/?p=174392 ¿Cómo consigue Cuba una sanidad con índices de un país rico?
La isla cuenta con indicadores que son la envidia de la región, pero su
sistema también tiene numerosas sombras
La Habana 7 FEB 2017 – 23:47 CET

¿Cómo consigue Cuba un sistema sanitario con índices comparables a los
países desarrollados con un presupuesto propio de una región en vías de
desarrollo? El gobierno caribeño siempre se ha vanagloriado de fomentar
y cuidar del servicio básico, gratuito y de carácter universal que
ofrece a su población. Sin embargo, también cuenta con sombras: muchas
infraestructuras deterioradas en continua reparación u obsoletas y un
déficit importante de personal médico que las atienden que viene dado
por diversos motivos: la prioridad otorgada por el estado a las misiones
médicas internacionales o al incesante goteo de especialistas que logran
exiliarse.

Una de las claves para los logros cubanos en materia de salud es que el
gasto en el sector fue en 2015 de un 10,57% del PIB, muy por encima de
países como EE UU, Alemania, Francia o España. También contaba desde
hace cuatro décadas con uno de los sistemas de atención primaria más
proactivos del mundo, pilar fundamental con una infraestructura
sanitaria de 452 policlínicas que, junto a la prioridad también dada a
la insistencia en la prevención de enfermedades, a la cobertura
universal y el acceso a los servicios sanitarios puede llegar a explicar
por qué Cuba está en muchos indicadores al nivel de países mucho más ricos.

La otra cara son las clínicas exclusivas para turistas, gobernantes o
altos mandatarios. El estado reserva los mejores hospitales, equipos y
medicinas para la élite del poder y los extranjeros, mientras que
desatienden la calidad del servicio que se le da al cubano de a pie que
tiene que conseguir toda clase de medicinas en el mercado negro o
pedirlos a sus familiares expatriados.

Y es que según el doctor Julio César Alfonzo, “Cuba tiene sus servicios
médicos divididos en dos: uno está pensado para los cubanos y otro para
los extranjeros, quienes reciben un cuidado de mayor calidad, mientras
que la población nacional tiene que conformarse con instalaciones en
ruinas, falta de medicamentos y equipos y falta de personal
especializado, ya que éste es enviado al extranjero para generar
ingresos para Cuba”.

En 1959, el país contaba con apenas 6.000 médicos, la mitad de los
cuales emigraron tras el triunfo de la Revolución. La crisis sanitaria
que se derivó le planteó al nuevo gobierno la necesidad de formar
profesionales de forma masiva. Medio siglo después en 2014 era el tercer
país del mundo con más médicos por cada 10.000 habitantes con 67,2, solo
superado por Catar y Mónaco. Pero a pesar de esas cifras, la calidad de
esa atención primaria, que había sido durante años la piedra angular de
la salud pública, se ha visto afectada con una reducción en un 62% de la
cantidad médicos de familia, de 34.261 en 2009 a 12.842 en 2014, según
datos de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI).

No en vano, y a pesar de ello, según el informe del Estado Mundial de la
Infancia de Unicef, Cuba ha conseguido en 2015 una tasa de mortalidad
infantil por debajo de cinco por cada 1.000 nacidos, dato que lo sitúa
entre las primeras 40 naciones del mundo. Además, el país caribeño ha
sido pionero en avances médicos muy diversos. Ya en 1985 desarrolló la
primera y única vacuna contra la meningitis B. También ha conseguido
nuevos tratamientos para combatir la hepatitis B, el pie diabético, la
consecución de un tratamiento definitivo para el vitíligo y la
psoriasis, el desarrollo de una vacuna contra el cáncer de pulmón, que
ahora se está probando en los Estados Unidos o ser el primer país del
planeta en eliminar la transmisión materno-infantil de VIH-sida, hecho
validado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), también en 2015,
y que ratifica que el sistema médico cubano está situado a la vanguardia
de América y muy por encima de la media mundial.

Unos indicadores sanitarios elogiados por la directora de la OMS,
Margaret Chan, quien tambien estimó al sistema de salud cubano como
ejemplo a seguir por su sostenibilidad, capacidad y también por el
espíritu solidario para la formación de personal de la salud en otros
países con menos recursos o para actuar en situaciones de emergencia,
como el envío de la Brigada Henry Reeves contra la epidemia del ébola
que brotó en Liberia, Sierra Leona y Guinea en 2014, convirtiéndose en
el mayor proveedor de especialistas sanitarios en desplazar ayuda en la
lucha contra el virus. También asistieron a la población en el terremoto
de Pakistan del 2005 y en Centro América tras el paso de los huracanes
Mitch y George en 1998 o su buque insignia: la llamada Operación Milagro
que desarrollan conjuntamente Cuba y Venezuela desde 2004. Una
iniciativa en la que más de dos millones de personas de 35 países
diferentes han sido operadas gratuitamente de cataratas u otras
enfermedades oculares.

Un “ejército de batas blancas”, según palabras de Fidel Castro, que
comenzó en el año 1960 cuando se desplazó una brigada médica a Chile
después del terremoto que azotó la ciudad de Valdivia dejando miles de
fallecidos. Desde entonces el estado cubano ha enviado en misiones
médicas a más de de 300.000 trabajadores de la salud, como indica la
Agencia Cubana de Noticias, que han brindado su ayuda en unos 158 países
de America Latina, África o Asia. Actualmente Cuba está presente en 67
naciones donde la sanidad pública es deficitaria, con más de 50.000
sanitarios cubanos en diversos contingentes.

Salvador Silva, médico especialista en enfermedades infecciosas, ha
participado en la última década en dos misiones en el extranjero: Haití
y Liberia. “Los médicos cubanos tenemos un sentido muy arraigado de la
solidaridad y el Juramento Hipocrático. No se concibe nuestro trabajo
sin el apoyo a las misiones en el exterior. Vale que nuestro salario es
bajo y quizás nos empuje a salir fuera, pero también nos aporta un
orgulloso sentimiento al ver nuestra labor reconocida en todo el mundo
además de contribuir a nuestro país”, asegura.

Y es que los médicos son la materia prima más rentable con la que cuenta
el Gobierno de La Habana. La colaboración médica constituye una
lucrativa herramienta diplomática además de un elemento esencial en el
reconocimiento y respeto internacional que se ha ganado Cuba en el mundo
en los últimos 50 años, pero también se ha convertido en una de las
principales fuente de ingresos. En 2014, representó más de 8.200
millones de dólares, una cifra muy superior a la generada por el turismo
internacional.

El envío de brigadas médicas se realiza mediante contratos específicos
con cada país beneficiario. Por ejemplo, en el caso de las misiones
enviadas a Venezuela, gobierno estrechamente vinculado a Cuba, responden
a un intercambio bilateral que incluye el suministro estable de petróleo
a cambio de integrar a más de 35.000 profesionales para colaborar en los
programas de salud del Gobierno venezolano.

Es tan grande el negocio que han dejado a los hospitales y policlínicas
bajo mínimos en personal y ante esa necesidad de preparar más
profesionales el gobierno ha recurrido a la educación de especialistas
emergentes, formando a alumnos en cursos más cortos. “Están graduando
médicos en tiempo récord para suplir la necesidad de exportarlos y esto
ha ido en detrimento de calidad de la formación de los médicos y de la
medicina de Cuba, que solía ser de primera. Eso está ocurriendo desde
que comenzó el programa en Venezuela, entre los años 2003 y 2004”, como
indica el médico cubano exiliado en Miami Julio César Alfonzo, actual
director de Solidaridad Sin Fronteras.

Además los médicos prefieren pasar una media de dos años en misiones
internacionales por motivaciones de orden profesional, humano y también
económico porque los salarios de los cooperantes son muchísimo más altos
que los de los que trabajan dentro de Cuba. Pero al mismo tiempo, deben
entregar al menos el 50% de sus ingresos al estado, que varía en función
de las responsabilidades y las guardias asignadas.

Aún así, el exiguo salario de sus profesionales animó a muchos a sumarse
a los contingentes que trabajan en el extranjero, donde ingresan en
torno a 1.000 dólares mensuales, según los países, contra los
aproximadamente 50 dólares de salario medio que cobran en la isla. Por
ello no es raro encontrar taxistas, tenderos o albañiles con titulación
médica, incluso especializada, que buscan otra alternativa compatible
con el servicio a la salud para mejorar su calidad de vida.

Juan es un conductor de taxi, un Chevrolet de los años cincuenta
comprado a medias con su hermano que maneja a diario de seis de la tarde
hasta entrada la media noche. Pero Juan es también doctor en el hospital
clínico Hermanos Ameijeiras: “El sueldo es una miseria. Nos vemos
obligados a buscarnos la vida por otros medios. Tengo compañeros que
venden recetas a farmacias, que atienden en clínicas ilegales o que
ayudan como tenderos en el puesto familiar del mercado. Es frustrante”,
reconoce, “Parece que así nos empujan a alistarnos para las misiones
internacionales, el verdadero negocio cubano”.

Las misiones médicas han sido, además, una importante vía de escape para
los cubanos que buscan desertar. Antes de que entrara en vigor la
reforma migratoria de enero de 2013, que permite a los cubanos con
pasaporte y visado viajar fuera del país, el camino de huida predilecto
era Venezuela. Sólo en 2013 y 2014 más de 3.000 médicos desertaron a
Estados Unidos aprovechando el programa de visado especial, Cuban
Medical Professional Parole, para la solicitud de asilo de doctores
cubanos implantado en 2006 durante la presidencia de George W. Bush para
asistir a trabajadores de la salud que escapan de misiones
internacionales llegando ha fomentar la fuga de profesionales y también
el descontento social en la isla.

La periodista de la cadena Al Jazeera Lucia Newman, antigua corresponsal
de la CNN en La Habana, señala que los médicos cubanos se quejan de que
ellos no tienen las mismas oportunidades para viajar, asistir a las
conferencias y leer las revistas especializadas, lo que les impide estar
al tanto de los últimos avances de la medicina como hacen sus colegas en
otros países, y por eso sienten que se están quedando rezagados. Y es
que el embargo comercial impuesto por Estados Unidos en 1960 incluye el
material bibliográfico y de información científico técnica sobre
ciencias médicas. Igualmente dificulta la participación de profesionales
cubanos en cursos, conferencias, eventos y otras formas de intercambio y
actualización de conocimientos. Pero el problema viene de la
imposibilidad de adquirir en los mercados estadounidenses reactivos,
piezas de repuesto para equipos de diagnóstico y tratamiento,
instrumental médico y todo tipo de medicinas de procedencia
estadounidense, incluyendo a empresas subsidiarias establecidas en
terceros países, que les está prohibido al sector cubano de la salud.

Para Odalys, una joven paciente que espera su ingreso en la entrada del
Hospital Salvador Allende, “la situación se hace insostenible en este
país, ya no es la falta de especialistas, es que tenemos que traernos
todo, acabo de salir a comprar un bombillo para tener luz en la
habitación. He llamado a mi casa para que me traigan también ropa de
cama, toallas, incluso papel sanitario. No hay camilleros y he visto una
familia transportar a su hijo enfermo hasta la habitación. Sanidad
gratuita y universal, si, pero la tienen descuidada y es muy informal”,
se queja.

Source: ¿Cómo consigue Cuba una sanidad con índices de un país rico? |
Planeta Futuro | EL PAÍS –
elpais.com/elpais/2017/01/12/planeta_futuro/1484236280_559243.html

]]>
http://ebolacuba.impela.net/2017/02/como-consigue-cuba-una-sanidad-con-indices-de-un-pais-rico/feed/ 0
The Cuban hustle – Doctors drive cabs and work abroad to make up for meager pay http://ebolacuba.impela.net/2017/02/the-cuban-hustle-doctors-drive-cabs-and-work-abroad-to-make-up-for-meager-pay/ http://ebolacuba.impela.net/2017/02/the-cuban-hustle-doctors-drive-cabs-and-work-abroad-to-make-up-for-meager-pay/#respond Wed, 08 Feb 2017 16:02:36 +0000 http://humanrightsincuba.impela.net/?p=137967 The Cuban hustle: Doctors drive cabs and work abroad to make up for
meager pay
By ROB WATERS
FEBRUARY 8, 2017

HAVANA — He knew as a child that he wanted to be a doctor, like his
father. He went to medical school, became a general surgeon and
ultimately a heart specialist. He practiced at Cuba’s premier
cardiovascular hospital, performed heart transplants, and published
articles in medical journals.

For this, Roberto Mejides earned a typical doctor’s salary: about $40 a
month.

It wasn’t nearly enough, even with the free housing and health care
available to Cubans, to support his extended family. So in 2014, Mejides
left them behind, moving to Ecuador to earn up to $8,000 a month working
at two clinics and performing surgeries.

It’s a common story here, where waiters, cabdrivers, and tour guides can
make 10 to 20 times the government wages of doctors and nurses — thanks
to tips from tourists.

“Doctors are like slaves for our society,” said Sandra, an art student
and photographer’s assistant who makes more than her mother, a
physician. “It’s not fair to study for so many years and be so underpaid.”

Cuba is proud of its government-run health care system and its skilled
doctors. But even with a raise two years ago, the highest paid doctors
make $67 a month, while nurses top out at $40. That leaves many feeling
demoralized — and searching for ways to improve their lives.

Some enter the private economy — by renting rooms to tourists, driving
cabs, or treating private patients, quasi-legally, on the side.
Thousands of others accept two-year government assignments to work as
doctors abroad, collecting higher salaries for themselves and earning
billions for the state, which helps keep the stagnant economy afloat. In
fact, health workers are Cuba’s largest source of foreign exchange.

A few doctors, like Mejides, arrange foreign employment on their own,
putting at risk their future ability to return to a government job in
the health system back home.

“It’s hard to migrate and be alone,” Mejides said in Spanish, during a
video phone call from Ecuador to a reporter visiting Havana in October.
“It’s stressful. I am in the wrong place. I should be with my family in
my country, working and being rewarded properly.”

Still, with his Ecuador earnings, he was able to buy his wife, two
daughters, and two stepdaughters a $23,000 apartment in Havana, and he
sends them $300 to $500 a month.

Renting out rooms to make ends meet

While doctors back in Cuba grumble about their low pay, they usually
find ways to make do.

Sandra’s mother, Nadia, a genetics researcher, earns about as much as
she pays a cleaning woman to maintain her three-bedroom Havana
apartment. Whenever she can, she rents one of those rooms to tourists
for $40 a night, making more in two nights than she does from her
monthly earnings as a doctor. She asked that her full name not be used
to avoid any problems with the government.

The rental income allows Nadia to have a modestly comfortable life and
to be able to buy fruits and vegetables at farmers markets. But a
restaurant meal is a rare treat, and traveling abroad is impossible.

Still, she loves her work and the intellectual challenge of her research
into genetic diseases. She said many Cuban doctors are committed and
provide excellent service, in part because of the ways they have learned
to overcome shortages of equipment and technology.

“We don’t have all the electronic tools, so we have to learn to do
things other ways, to diagnose just by external examination,” she said,
over a dinner of fish and rum at her apartment.

She’d like to earn more money, of course, and she understands why so
many doctors, including many she knows, have chosen to leave Cuba.

“I’m not ambitious for money,” she said. “I get rent from visitors, and
I get to live in Cuba. I have a nice house, and I’m happy with what I
have. But I’m not a millionaire.”

Cecilia, a 60-year-old former nurse who also asked that her full name
not be used, spent 25 years working in government hospitals and clinics.
To adapt to the shortages, she learned to make inventos medicos —
medical inventions — using a chair or bench to raise the back of a
patient’s bed, for example, or cutting the tip off an intravenous line
to fashion an oxygen feed to a patient’s nose.

But she became disillusioned by the chronic shortages and the stress she
saw in both her patients and colleagues.

“The material scarcity is so overwhelming that it keeps people from
dedicating all the passion, love, and brain power that they should to
their patients in need,” she said, sitting in a rocking chair in her
third-floor Havana apartment. “I was the one who had to face the
patients and tell them we don’t have the drug that you need. It was very
common. And I didn’t want to do that any more.”

Doctors and nurses “have the best intentions, but they face so many
obstacles, there are so many things on their mind,” she added. “The
doctor might be treating a patient but they are actually thinking: ‘When
I get home, at God knows what time, what am I going to feed my kid?’”

She quit nursing in the early 2000s and later began to pursue her
passion, doing hands-on alternative medicine that combines techniques of
massage, kinesiology, magnetic therapy, and so-called floral therapy,
which uses extracts of flowers and herbs as healing agents.

Her work with private clients, who come to her apartment, is permitted
under a license for massage, the only form of healing work included on a
list of government-approved private services and businesses. Working
three days a week, she earns almost $120 a month “if all my appointments
show up,” she said. “I use to make that in six months working at the
hospital.”

A surplus of doctors

In the years after Fidel Castro seized power in 1959, Cuba invested
heavily in education and science, training tens of thousands of doctors,
nurses, and scientists. As a result, Cuba, a country of 11.2 million
people, today has 90,000 doctors, the most per capita in the world.

About 25,000 of these doctors, along with 30,000 Cuban nurses and other
health professionals, are working in 67 countries around the world. They
earn about $8.2 billion in revenue for the government, according to a
recent article in Granma, the official paper of the Cuban Communist Party.

The bulk of the doctors, about 20,000, are in Brazil and Venezuela. Over
the last three years they provided treatment to 60 million Brazilians,
mostly the rural poor, said Cristián Morales Fuhrimann, the Pan American
Health Organization’s representative in Havana.

Cuba receives about $5,000 a month per doctor from Brazil, pays each
doctor about $1,200, and banks the rest, said John Kirk, a professor of
Latin American studies at Dalhousie University in Halifax, Canada, who
has researched Cuba’s program of medical missions. Most of the doctors’
shares are deposited in their Cuban bank accounts, requiring them to
return home to collect it.

“Cuba has too many doctors, so their main source of hard currency is to
rent out medical services,” Kirk said.

Once close allies of Havana, Brazil and Venezuela have been engulfed in
political and economic crises that will cause them to reduce their use
of Cuban doctors in the coming years.

That may lead Cuba to redeploy some doctors to other parts of the world,
including the Middle East. In Qatar, an oil-rich emirate about as far
from Cuba geographically and culturally as any place in the world, the
so-called Cuban Hospital is fully staffed by 400 Cuban doctors, nurses,
and technicians.

Cuba’s dispatch of doctors not only generates revenue, it is also an
exercise in soft power that allows the country to spread its influence
around the globe.

“It’s a major contribution to the health of the world,” said Morales.
“They made a big difference in fighting Ebola in Africa, in the
aftermath of Hurricane Matthew in Haiti.”

Some Cuban doctors working overseas have defected to the United States,
aided by a policy launched during the administration of George W. Bush
that permitted Cuban medical personnel to go to the US with their
spouses and children. In its last weeks in office, the Obama
administration announced it was ending the program.

Since the Cuban Medical Professional Parole Program began in 2006, more
than 9,000 medical professionals and their family members were approved
for admission to the US. In the past four years, the number of entrants
spiked, reaching almost 2,000 for the fiscal year that ended Sept. 30.

The Cuban government and the Pan American Health Organization protested
the policy as a form of poaching that undermined Cuba’s health system
and impeded newfound cooperation between the US and Cuba. In a
statement, Obama acknowledged that the program “risks harming the Cuban
people.”

Cuban doctors are in demand internationally because they come cheap, are
well-trained, and work in a public health system that is highly
organized and well-run. In Cuba, primary care clinics are available in
every neighborhood. Specialists in cancer, immunology, genetic medicine,
and cardiovascular disease staff the hospitals. Life expectancy rates,
which two generations ago were at Third World levels, are today roughly
equal to those in the United States.

But the absence of so many doctors also provokes complaints from
patients, who say it keeps them from getting the best care. They also
grouse that they have to bring their own food and bedsheets, wait for
appointments or medications — and provide gifts to doctors to ensure
good treatment.

When the 61-year-old father of Concepcion, a young Cuban professional,
was diagnosed with prostate cancer last summer, she used personal
connections to enable her father to see a specialist promptly.

Concepcion, who asked that her full name not be used to avoid reprisals
or damage to her professional standing, also provided daily gifts of
food, cosmetics, and sometimes cash to doctors, nurses, and technicians
while her father was hospitalized for a month in Holguin, a city in
eastern Cuba.

“Doctors are used to receiving gifts,” she said. “You give the gift and
the attention starts getting better. If you stop and the attention goes
down, you go back to handing out gifts. You feel sorry for the doctors
because they work really hard under bad conditions and you always feel
like they’re not being rewarded.”

She estimated she spent about $500 on gifts and food, an amount she said
would have doubled had he been hospitalized in pricier Havana.

Jose dos Santos, a Cuban journalist who needs regular treatment for his
diabetes, said the care he receives is excellent. Bringing gifts to
doctors “has become a habit because we know that the job doctors do
needs to be better rewarded,” he said. “We don’t produce oil,” he added,
“but we produce talent, and it makes sense that that talent is
acknowledged and rewarded.”

In December, Roberto Mejides moved again, this time to Merida, Mexico,
where he plans to work for the next four years. His income will be
roughly the same as in Ecuador, but now he’s just 90 minutes by air from
Havana. He hopes to bring his family to join him in the coming months,

“My hopes have always been the same, to work honestly and to provide my
family with an adequate life,” he said. Someday, he added, he wants to
return to Cuba: “It’s my country, my homeland.”

Rob Waters can be reached at robwaters@pacbell.net
Follow Rob on Twitter @robwaters001

Source: Cuban doctors drive cabs and work abroad to compensate for
meager pay – www.statnews.com/2017/02/08/cuba-doctors-meager-pay/

]]>
http://ebolacuba.impela.net/2017/02/the-cuban-hustle-doctors-drive-cabs-and-work-abroad-to-make-up-for-meager-pay/feed/ 0
La OMS premia al contingente de médicos cubanos Henry Reeve http://ebolacuba.impela.net/2017/02/la-oms-premia-al-contingente-de-medicos-cubanos-henry-reeve/ http://ebolacuba.impela.net/2017/02/la-oms-premia-al-contingente-de-medicos-cubanos-henry-reeve/#respond Wed, 01 Feb 2017 18:04:34 +0000 http://dhcuba.impela.net/?p=174183 La OMS premia al contingente de médicos cubanos Henry Reeve
DDC | La Habana | 1 de Febrero de 2017 – 12:24 CET.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) otorgó este martes un premio
al contingente internacional de médicos cubanos Henry Reeve, informó la
Cancillería de la Isla.

El contingente, integrado por profesionales especializados en el
enfrentamiento de situaciones de desastres y graves epidemias, recibirá
el Premio de Salud Pública en Memoria del Dr. Lee Jong-wook de la OMS,
durante la septuagésima Asamblea Mundial de la Salud, que se celebrará
entre el 22 y el 31 de mayo en Ginebra.

La Cancillería destacó que desde que Fidel Castro constituyó el
contingente Henry Reeve en 2005, el Gobierno ha enviado a 7.254
colaboradores médicos cubanos a 19 naciones, entre ellas, Pakistán,
Nepal, Ecuador, Haití y Chile, donde han atendido a más de 3,5 millones
de personas.

Según el Ministerio de Relaciones Exteriores, el premio es un
reconocimiento a la labor “solidaria” de Cuba, que siguiendo la “visión
humanista y universal del líder de la Revolución Cubana, ha puesto a la
disposición de muchas naciones la calidad médica de sus galenos”.

La nota añade que el galardón distingue la labor “altruista y
desinteresada” de los más de 250 cooperantes de la salud cubanos que
combatieron entre 2014 y 2015 un peligroso brote de ébola en Sierra
Leona, Liberia y Guinea Conakry.

La venta de servicios profesionales, principalmente médicos, son la
principal fuente de ingresos del régimen, que envía a trabajadores de la
salud a laborar en el exterior en condiciones de semiesclavitud.

Aunque muchos médicos cubanos participan en misiones humanitarias, la
mayoría son enviados a trabajar en países con los que La Habana ha
establecido convenios. El Gobierno cubano se queda con hasta el 75% de
los salarios que pagan los países de destino por los profesionales de la
Isla. No obstante, la participación en estos programas es un alivio para
los médicos, cuyo salario en Cuba no supera los 70 dólares al mes.

La agencia AP reportó en diciembre de 2014 que, si bien debido al
embargo estadounidense la OMS tuvo problemas para pagar en tiempo a los
responsables cubanos, los viáticos destinados a los médicos de la Isla
que combatieron el ébola fueron de unos 250 dólares diarios.

Profesionales consultados por DIARIO DE CUBA en octubre de 2015 dijeron
que el dinero lo recibían a través de un “económico” (miembro de la
brigada que fungía como administrador) y la cantidad dependía de las
regiones en que se encontraran trabajando.

Un integrante de la brigada enviada a África afirmó que el dinero que
llegaba a manos de los médicos era de entre 70 y 100 dólares diarios,
según el lugar en el que prestaban servicio.

En diciembre de 2014, la revista Newsweek alertó sobre la falta de
transparencia en cuanto al reparto de los fondos pagados por la OMS al
Gobierno cubano por el trabajo de la brigada de salud en África.

Los abusos y presiones sobre los profesionales de la salud han impulsado
a miles de ellos a escapar de misiones en el exterior.

Al menos 600 estarían en estos momentos en Colombia con la intención de
llegar a Estados Unidos tras haber abandonado misiones principalmente en
Venezuela.

Aunque el Gobierno del expresidente Barack Obama suspendió el 12 de
enero el programa de refugio para médicos cubanos que escapan de
misiones en el exterior, el Departamento de Seguridad Interna de Estados
Unidos ha dicho que procesará las solicitudes al Cuban Medical
Professional Parole Program (CMPP) hechas antes de esa fecha.

Source: La OMS premia al contingente de médicos cubanos Henry Reeve |
Diario de Cuba – www.diariodecuba.com/cuba/1485948279_28584.html

]]>
http://ebolacuba.impela.net/2017/02/la-oms-premia-al-contingente-de-medicos-cubanos-henry-reeve/feed/ 0
Cuba Seeks to Have Defecting Physicians Return to Work in the Island http://ebolacuba.impela.net/2017/01/cuba-seeks-to-have-defecting-physicians-return-to-work-in-the-island/ http://ebolacuba.impela.net/2017/01/cuba-seeks-to-have-defecting-physicians-return-to-work-in-the-island/#respond Sun, 29 Jan 2017 17:23:57 +0000 http://humanrightsincuba.impela.net/?p=137876 Cuba Seeks to Have Defecting Physicians Return to Work in the Island /
Juan Juan Almeida

Juan Juan Almeida, 27 January 2017 — With notable determination, the
Cuban government seeks to lure, or rather rope-in, physicians, nurses
and other healthcare workers who have defected while serving on medical
missions outside Cuba.

To this end, it has sent out a flyer in which it assures that the right
of return is guaranteed–just as long as they maintain a respectful
attitude toward the Revolution and have not joined counter-revolutionary
organizations.

Everyone knows that healthcare is a strategic factor in the development
and wellbeing of any society. The diplomacy of white coats, as the
export of medical services is also known, is among the principal revenue
sources of the Cuban state, and a very effective tool for political
influence.

Cuban medical doctors serve in remote areas. Cuba’s contribution to the
fight against the Ebola virus in West Africa still resonates in the
memory of European, and even North American, politicians. For this
reason, any defection or escape poses a concern for the Island authorities.

A medical defector, besides becoming a bad investment for the country’s
economy, also symbolizes the unquestionable link in the chain of
failures of the Cuban healthcare system. But a traitor who returns
signifies a social, economic and public relations triumph.

They must be induced to return. To this end–and to take advantage of the
tremendous uncertainty planted by the announced end of the “wet foot,
dry foot” policy and the Cuban medical professional parole program–the
government has started a campaign that covers every municipality of the
Island, visiting the families of every ungrateful malcontent health
worker, making them complete a form and using it as a communication link
or bait.

The form is as follows (“collaborator” in this case being a positive term):

Proposal to Exchange Information with Relatives of Ex-Collaborators

Date: Location:

Name and surnames of the ex-collaborator:

Name and surnames of the interviewed relative:

Relative’s political affiliation:

Degree of kinship with the ex-collaborator:

Duty to Inform:

The family member is to inform the ex-collaborator regarding the Cuban
Government’s disposition to guarantee the right of return to the
country, according to the requirements of the Migration Law, as long as
individual maintains an attitude of respect towards the Revolution, and
has not joined a counterrevolutionary organization.

Translated by: Alicia Barraqué Ellison

Source: Cuba Seeks to Have Defecting Physicians Return to Work in the
Island / Juan Juan Almeida – Translating Cuba –
translatingcuba.com/cuba-seeks-to-have-defecting-physicians-return-to-work-in-the-island-juan-juan-almeida/

]]>
http://ebolacuba.impela.net/2017/01/cuba-seeks-to-have-defecting-physicians-return-to-work-in-the-island/feed/ 0
Cuban doctors get a new shot at emigration — if applications were submitted prior to cutoff http://ebolacuba.impela.net/2017/01/cuban-doctors-get-a-new-shot-at-emigration-if-applications-were-submitted-prior-to-cutoff/ http://ebolacuba.impela.net/2017/01/cuban-doctors-get-a-new-shot-at-emigration-if-applications-were-submitted-prior-to-cutoff/#respond Fri, 20 Jan 2017 15:05:09 +0000 http://humanrightsincuba.impela.net/?p=137797 Cuban doctors get a new shot at emigration — if applications were
submitted prior to cutoff
BY NORA GÁMEZ TORRES
ngameztorres@elnuevoherald.com

Hundreds of Cuban medical professionals waiting in third countries for
permission to emigrate to the United States got a reprieve Thursday with
a new announcement by the Obama administration: paperwork submitted
prior to the official end of the Cuban Medical Professional Parole
program will be processed.

The Department of Homeland Security (DHS) updated aspects of the new
immigration policy toward Cuba and now says it will process pending
applications to the parole program known by the acronym CMPP — provided
paperwork was submitted before 5 p.m. Jan. 12, the official end to the
program.

“[United States Citizenship and Immigration Services] will not accept
and adjudicate any CMPP cases received at U.S. embassies and consulates
on or after 5:00 p.m. EST on January 12, 2017,” a DHS spokesman said in
statement Thursday. “However, cases initiated before that time frame
will continue to be accepted and adjudicated by USCIS to completion.”

The clarification comes a week after the Obama administration announced
the elimination of the program, as well as an end to wet foot, dry foot
policy, which gave entry to most Cuban migrants who made it onto U.S. soil.

A DHS spokeswoman told el Nuevo Herald earlier this week that doctors
with pending applications to the CMPP program would be affected by the
change, suggesting that even those with the parole status stamped on
their passports would be treated like any foreigner with a visa, and
therefore subject to being denied U.S. entry.

DHS sent the correction on Thursday.

The CMPP grants parole to Cuban doctors who can prove their nationality
and that they were working as part of a Cuban government mission in a
third country. On Thursday, DHS clarified that doctors with pending
applications have to meet these requirements, too.

The updated criteria came as a relief to hundreds of doctors in third
countries who have been waiting months for a USCIS response to their
parole requests.

“Doctors who take this step are generally illegal in these [third]
countries during the waiting time for a response from USCIS, under
constant danger of deportation to Cuba,” a Cuban doctor waiting in
Barbados said in an email. Because they are deemed “deserters” by the
Cuban government, medical professionals returned to the island would
suffer consequences, said the doctor who requested anonymity for fear of
reprisals if deported.

In 2015, the Cuban government invoked the existence of the CMPP to
announce that it would restrict doctors from the freedom to travel. At
the same time, it offered “similar” positions within the Ministry of
Public Health to doctors “tricked to defect by deceiving policies” who
wanted to return to the island.

The export of medical services is one of the most profitable activities
for the Cuban government — valued at $8 billion in 2014. The current
economic crisis in Venezuela and political upheavals in Brazil have
brought that number down in the past two years.

The Cuban doctor in Barbados, who spoke on behalf of several doctors in
the same situation, said that they were not looking for “preferential
treatment” but wanted to avoid being treated as “pariahs” by the Cuban
government, if they return.

The Cuban government welcomed the announcement last week of the end to
the program and issued its own declaration denouncing the CMPP as “part
of the arsenal to deprive the country of doctors, nurses and other
professionals in the field, in a virtual international operation of
brain theft promoted by the U.S. government since 2006.”

In his statement on Jan. 12, President Barack Obama said preferential
treatment to Cuban doctors “contradicted” joint U.S. and Cuban efforts
“to combat diseases that endanger the health and lives of our people”
and risked “harming the Cuban people.”

The Obama administration praised the work of Cuban doctors who were sent
by their government to fight Ebola in several African countries in 2014.
But, according to various reports, the doctors only received half the
salary paid by the World Health Organization while the Cuban government
took the rest. Similar payment irregularities to Cuban doctors were
reported in Brazil.

Florida Republicans Carlos Curbelo and Marco Rubio expressed their
“hope” that the government of Donald Trump, who takes office Friday,
will resume the parole program for Cuban doctors.

Source: Some Cuban doctors will be allowed to enter the U.S. | Miami
Herald –
www.miamiherald.com/news/nation-world/world/americas/cuba/article127569989.html

]]>
http://ebolacuba.impela.net/2017/01/cuban-doctors-get-a-new-shot-at-emigration-if-applications-were-submitted-prior-to-cutoff/feed/ 0
El legado de Fidel Castro – un pueblo desesperado por salir de la isla http://ebolacuba.impela.net/2016/11/el-legado-de-fidel-castro-un-pueblo-desesperado-por-salir-de-la-isla/ http://ebolacuba.impela.net/2016/11/el-legado-de-fidel-castro-un-pueblo-desesperado-por-salir-de-la-isla/#respond Sat, 26 Nov 2016 14:08:29 +0000 http://dhcuba.impela.net/?p=171732 El legado de Fidel Castro: un pueblo desesperado por salir de la isla
ALFONSO CHARDY
achardy@elnuevoherald.com

Durante las casi cinco décadas en que gobernó Cuba, Fidel Castro se jactaba de manera constante de los logros de su revolución en materia de salud, educación y bienestar.

Sin embargo, los críticos de Castro insisten en que los pilares de esos logros estaban huecos desde el principio, y desmoronándose para el momento en que el comandante anunció su pase a retiro el 2008.

Sea cual fuere la verdad sobre los logros revolucionarios, estos no lograron convencer a cientos de miles de cubanos que optaron por huir de la isla en busca de mejores oportunidades.

Un ejemplo: mientras Cuba forjó un gran número de escritores, bailarines de ballet, músicos y atletas de talla mundial, muchos de ellos terminaron por desertar.

El Índice de Desarrollo Humano de la ONU para el 2014 – que clasifica a los países según la salud, la educación y el logro económico – ponía a Cuba en el lugar 44 entre 187 naciones. Noruega ocupaba el primer lugar y Estados Unidos el duodécimo.

Sin embargo, otros países latinoamericanos también ocupaban puestos altos – sin haber experimentado una revolución tipo Castro, que violó sistemáticamente los derechos humanos.

Argentina ocupaba el puesto número 49, Uruguay el 50, Costa Rica el 68 y México el 71. Los críticos también dicen que los alardes de Castro sobre los logros de su revolución son engañosos, porque Cuba -antes de que él llegara al poder- ya ocupaba puestos altos en algunos renglones.

Antes de 1959, Cuba tenía la tasa de mortalidad infantil más baja de América Latina y el tercio más alto per cápita del producto interno bruto, dijo Carmelo Mesa -Lago, profesor de Economía emérito de la Universidad de Pittsburgh. Algunos expertos también insisten que Cuba recibió ayuda cosechando esos logros – los $4,000 a $6,000 millones en subsidios soviéticos anuales desde la década de 1960 hasta principios de 1990.

El lugar de Cuba en el Índice de la ONU se desplomó de 61 entre 160 países en 1992 a 89 de 173 países en 1994, tres años después de que los subsidios terminaron. Fue sólo después del 2000 que Cuba comenzó a recuperarse.

SALUD
Los indicadores de salud de Cuba estaban claramente entre los mejores de la región.

La esperanza de vida al nacer en el 2014 se situaba en 78.2 años – casi como los Estados Unidos que estaba en 79.5.

Para cuando se retiró Fidel Castro la isla tenía muchos más médicos, alrededor de 74,000, que antes de la revolución – más de 6,400. Al comienzo de la revolución, había sólo un médico por cada 1,058 personas.

Décadas más tarde, el país tenía uno por cada 155 habitantes. “Los sistemas de salud y educación cubanos son, sin duda, los principales logros de la revolución”, dijo Max Lesnik, un locutor que vive en Miami pero que simpatiza con la revolución. Sin embargo, algunos de los “avances”, requieren ser explicados con un poco de contexto.

La Habana se ha jactado con razón de que su tasa de mortalidad infantil para el 2007 era de 5.3 por cada 1,000 nacimientos. Pero las cifras de los Centros para el Control de Enfermedades muestran que Cuba ocupaba el puesto 23 en el mundo en 1960 y el 27 en el 2004. El anuario CIA World Fact Book puso a Cuba en el 2013 en el puesto 72 en cuanto a mortalidad infantil.

Y la mejor atención médica está disponible sólo para los altos funcionarios y los extranjeros que pagaban en dólares, afirma el doctor. Julio César Alfonso, que trabajó en Cuba como medico entre 1992 y 1999 y que ahora vive en Miami.

Citó el contraste entre dos hospitales en los que trabajó, CIMEQ en La Habana y un hospital provincial en la ciudad de Cárdenas. CIMEQ, que trata a muchos altos funcionarios cubanos y a extranjeros con recursos, tiene aire acondicionado y suites privadas, dijo Alfonso. Los pacientes en Cárdenas deben traer sus propias sábanas y no hay mucho espacio entre las camas del hospital provincial.

Alfonso también describió la escasez crónica de suministros médicos en prácticamente todos los hospitales y clínicas que atienden a cubanos que no son de la élite gubernamental.

“La escasez va desde la simple aspirina hasta una amplia gama de antibióticos y medicamentos para hacer frente a las enfermedades crónicas”.

Un informe del 2007 elaborado por Katherine Hirschfeld, profesora de la Universidad de Oklahoma, que pasó varios años en Cuba, dice que los isleños tienen una mala opinión de su sistema de salud, a pesar de que es gratis.

“Después de sólo unos meses de investigación”, escribió Hirschfeld, “se hizo cada vez más evidente que muchos cubanos no parecen tener una visión muy positiva del sistema de salud. Varias personas se quejaron conmigo informalmente que sus médicos no les ayudaban, que las mejores clínicas y hospitales sólo servían a las élites políticas y que los suministros médicos a menudo escaseaban y eran robados de los hospitales y vendidos en el mercado negro”.
Edward González, desde hace mucho tiempo observador de Cuba con la Rand Corp. en California, dijo que también hay evidencia de manipulación por parte del gobierno de algunas de las estadísticas de salud.

Autoridades médicas cubanas alientan regularmente los abortos de fetos no saludables, dijo, y los hospitales no informan de nacimientos hasta el segundo día, lo que excluye las muertes del primer día de las estadísticas de mortalidad infantil.

En el 2007, Cuba tenía 248 hospitales, todos del sector público, de acuerdo con el sitio web del grupo Cooperación Medica Educativa con Cuba. En 1958 había alrededor de 320 hospitales públicos y privados, según un estudio publicado por el Instituto de Estudios Cubanos y Cubano- Americanos de la Universidad de Miami. Y casi la mitad de los 74,000 médicos que Cuba ha producido se estima que están destacados en misiones en el extranjero, muchos de ellos en Venezuela o Bolivia, creando escasez de doctores en la isla. En el 2014, Cuba despachó a 256 doctores y otros integrantes de un equipo medico al África Occidental para ayudar a combatir un brote de ébola.

Un artículo del 2008 en la revista cubana Bohemia informó de la escasez de médicos y suministros médicos, y la falta de higiene adecuada en algunas clínicas. Una encuesta realizada en el 2007 por el diario Juventud Rebelde en 22 clínicas dentales reveló tratamiento inadecuado de pacientes y la escasez de suministros. “Es habitual que los pacientes ofrezcan un regalito, como dinero en efectivo o un producto escaso” a los dentistas, según un informe del diario The Guardian en el 2007. “La calidad del regalo, se refleja en la calidad del servicio”.

EDUCACIÓN
En el campo de la educación, la Cuba de hoy tiene una de las tasas más altas de alfabetización de América Latina – 99.8 por ciento – y sus estudiantes obtienen regularmente altas notas en comparaciones regionales y mundiales de matemáticas y ciencias. Todas las escuelas son gratuitas y la asistencia es obligatoria hasta el noveno grado.

En el periodo 1950-1951, había 7,614 escuelas, pero para el año 2000-2001, había 12,207, según datos del Banco Mundial. De acuerdo con estos mismos datos, sólo la mitad de los niños en edad escolar del país iban a la escuela en 1950, mientras que en la actualidad, no hay niños ni jóvenes que no asistan a la escuela. Para el año 2000, había 80,000 maestros de primaria, en comparación con 17,355 en el periodo 1958-1959, según el Banco Mundial.

Sin embargo, la alfabetización antes de Castro ya se situaba en un 76 por ciento, el segundo nivel más alto en América Latina después de Argentina.

Muchos libros están prohibidos, los manuales de historia llevan sólo la versión del gobierno y muchos graduados universitarios dicen que no ven futuro en Cuba y que por eso buscan escapar al extranjero.

Muchos jóvenes arquitectos, médicos, ingenieros, enfermeras y maestros que llegaron al sur de la Florida desde el 2000 dijeron que ganaban más en propinas como camareros que ejerciendo sus profesiones.

Entre los problemas citados en un informe de Juventud Rebelde estaba el “éxodo” de profesores y la escasez de maestros que obligó a las autoridades a enviar jóvenes que aun estaban en la escuela estudiando, algunos de tan sólo 17 años, a fungir como maestros en las escuelas.

Un informe presentado a la Asamblea Nacional en el 2008 decía que más de la mitad de los maestros de la escuela secundaria estaban todavía en formación.

Multiples sitios web mencionan que en el 2014 continuaba la escasez de maestros y que para entonces las autoridades solo podían enviar profesores al 93 por ciento de las escuelas.

BENEFICENCIA PUBLICA
El panorama no es mucho mejor en cuanto al bienestar general. La pensión media de jubilación es de aproximadamente la mitad de un salario mensual – que promedia $17 en un país donde un par de zapatos puede costar alrededor de $30. Alrededor de 2 millones de los 11 millones de cubanos reciben actualmente estas pensiones, de acuerdo con cifras oficiales. En el 2009, el gobierno cubano ajustó la edad de retiro, obligando a los cubanos esperar 5 años más para poder jubilarse y así bajar los costos de las pensiones.

Para cuando se retiró Fidel Castro, una tarjeta de racionamiento ofrecía una canasta básica mensual de alimentos y otros productos a precios altamente subsidiados.

Pero para la mayoría de los cubanos las raciones de alimentos sólo duraban de siete a 10 días — y tenían que pagar precios mucho más altos por el resto del mes comprando alimentos por la libre. En el 2010, Raúl Castro — que reemplazó a su hermano Fidel como líder de la isla — dijo que deseaba terminar con el sistema de racionamiento en forma ordenada.

Para el 2009, unos 1.2 millones de cubanos tenían una línea telefónica fija, y aproximadamente había para el 2010 1 millón de teléfonos celulares activos. Aunque el número de aparatos no era muy extenso, las comunicaciones telefónicas con la isla habían mejorado considerablemente. En la decada de 1980, por ejemplo, llamar a Cuba era una odisea. Primero había que pedir la llamada a través de una operador y esperar horas a que llegara la llamada. Para el 2015, uno podía llamar directamente a teléfonos fijos y celulares en Cuba, sin necesidad de operadora.

Alrededor de 2.8 millones de cubanos tienen acceso a la internet, pero está altamente controlada por el gobierno de La Habana.

Mientras tanto, los cubanos continúan huyendo de la isla. Casi 2 millones de cubanos viven ahora en Estados Unidos, de acuerdo con cifras del Censo de los Estados Unidos para el 2010.

Más de 100,000 cubanos abandonaron la isla y se reasentaron en los Estados Unidos entre el 2005 y el 2014. Y después de que el presidente Barack Obama anunciara su intención de normalizar las relaciones diplomaticas con la isla el 17 de diciembre del 2014, las autoridades migratorias notaron un aumento en el número de cubanos que huían de la isla. Muchos de estos cubanos dijeron en entrevistas que habían decidido salir de la isla lo más pronto posible porque temían que se terminaran los beneficios de la Ley de Ajuste Cubano que permite a refugiados e inmigrantes cubanos solicitar residencia al año y un día de haber llegado al país.

“El legado de Castro va a ser muy negativo para la sociedad cubana”, dijo Ed González. “Dejará un legado disfuncional”.

Source: El legado de Fidel Castro: un pueblo desesperado por salir de la isla | El Nuevo Herald – http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article117209963.html

]]>
http://ebolacuba.impela.net/2016/11/el-legado-de-fidel-castro-un-pueblo-desesperado-por-salir-de-la-isla/feed/ 0
Fidel Castro is dead – He leaves behind a dysfunctional legacy http://ebolacuba.impela.net/2016/11/fidel-castro-is-dead-he-leaves-behind-a-dysfunctional-legacy/ http://ebolacuba.impela.net/2016/11/fidel-castro-is-dead-he-leaves-behind-a-dysfunctional-legacy/#respond Sat, 26 Nov 2016 11:57:27 +0000 http://humanrightsincuba.impela.net/?p=117183 Fidel Castro is dead: He leaves behind a dysfunctional legacy
BY ALFONSO CHARDY
achardy@MiamiHerald.com

During the almost five decades that Fidel Castro ruled Cuba, he steadily
boasted of his revolution’s achievements in health, education and welfare.

Yet Castro’s critics insist that the pillars of those achievements were
hollow from the start, and crumbling by the time he retired in 2008.

Whatever the truth about the achievements, they did not stop hundreds of
thousands of Cubans from leaving the island in search of better
opportunities. While Cuba produced a number of world-class writers,
ballet dancers, musicians and athletes, many of them wound up defecting
abroad.

The 2014 U.N. Human Development Report — which ranks countries according
to health, education and economic achievement — lists Cuba in 44th place
among 187 nations. Norway ranked first, while the United States is in
12th place. But other Latin American countries also ranked high —
without a Castro-styled revolution that also choked human rights.
Argentina ranked 49th, Uruguay 50th, Costa Rica 68th and Mexico 71st.

Critics also say his revolution’s boasts are misleading because
pre-Castro Cuba already ranked high in some indicators. Before 1959,
Cuba had Latin America’s lowest infant mortality rate and the
third-highest per capita gross domestic product, said Carmelo Mesa-Lago,
an emeritus economics professor at the University of Pittsburgh.

Some experts also argue that Cuba had help notching those achievements —
as much as $6 billion in annual Soviet subsidies it received from the
1960s to the early 1990s. Cuba’s place in the U.N. Index plummeted from
61st out of 160 countries in 1992 to 89th out of 173 in 1994, three
years after the subsidies ended. It was only after 2000 that Cuba began
to recover.

Health numbers
Cuba’s health indicators clearly rank among the best in the region.

Life expectancy at birth in 2014 stood at 78.2 years — up there with the
United States at 79.5. And the island today has many times more doctors,
about 76,000, than before the Castro revolution, which numbered about
6,400. At the start of the revolution, there was just one doctor per
1,058 people. Decades later, the country had one per 155 inhabitants.

“The Cuban health and education systems unquestionably were major
accomplishments of the revolution,” said Max Lesnik, an exile
broadcaster in Miami who is sympathetic to the revolution.

Yet some of the “advances” require some context. For example, Havana
rightfully boasted that its infant mortality rate for 2007 of 5.3 per
1,000 births was one of the world’s lowest. But figures from the U.S.
Centers for Disease Control and Prevention show Cuba ranked 23rd in the
world in 1960, and 27th in 2004. The CIA World Fact Book placed Cuba in
72nd place for 2013.

And the best medical care is available only to senior officials and
dollar-paying foreigners, not ordinary Cubans, said Dr. Julio Cesar
Alfonso, who practiced in Cuba from 1992 to ’99 and now lives in Miami.
He cited the contrast between two hospitals where he worked, CIMEQ in
Havana and a provincial hospital in the north-central city of Cárdenas.

CIMEQ, which treats many top Cuban officials and foreigners, has air
conditioning and private suites, Alfonso said. Patients in Cárdenas,
meanwhile, must bring their own bed sheets, and cots are lined one next
to the other.

Alfonso also described chronic shortages of medical supplies in
virtually all places that treat ordinary Cubans — again, not foreigners
or senior officials. “Shortages go from simple aspirin to a wide range
of antibiotics to medicines to deal with chronic illness.”

A 2007 report by Katherine Hirschfeld, a professor at the University of
Oklahoma who spent several years in Cuba, said islanders have a dim view
of their healthcare system, even though it’s free.

“After just a few months of research,” Hirschfeld wrote, “it became
increasingly obvious that many Cubans did not appear to have a very
positive view of the healthcare system. … A number of people complained
to me informally that their doctors were unhelpful, that the best
clinics and hospitals only served political elites and that scarce
medical supplies were often stolen from hospitals and sold on the black
market.”

Edward Gonzalez, a long-time Cuba watcher with the Rand Corp. in
California, said there’s also evidence of government manipulation of
some of its health statistics. Cuban medical authorities regularly
encourage abortions of unhealthy fetuses, he said, and hospitals do not
report births until the second day, thereby excluding first-day deaths
from infant mortality statistics.

In 2007, the year for which the most recent figure was available, Cuba
had 248 hospitals, all public, according to the Medical Education
Cooperation with Cuba website. In 1958 the country had about 320 private
and public hospitals, according to a study published by the University
of Miami’s Institute for Cuban and Cuban-American Studies.

And almost half of the 74,000 doctors Cuba has produced today are
estimated to be serving abroad, many in Venezuela or Bolivia, creating
shortages at home. In 2014, Cuba deployed 256 medical professionals to
West Africa to help combat a major ebola outbreak.

An April 2008 article in the Cuban magazine Bohemia reported shortages
of doctors and medical supplies, and a lack of proper hygiene in some
clinics. A 2007 survey by the Juventud Rebelde newspaper of 22 dental
clinics revealed inadequate treatment of patients and shortages of supplies.

“It is routine for patients to offer a regalito, a little present such
as cash or a scarce product”’ to dentists, according to a The Guardian
newspaper report in 2007. “The better the regalito, the better the service.”

Education figures
In the field of education, Cuba today has one of Latin America’s highest
literacy rates — 99.8 percent — and its students regularly score high on
regional and worldwide math and science comparisons. All schools are
free and attendance is mandatory until the 9th grade. In 1950-51, there
were 7,614 schools in Cuba, but by 2000-01, there were 12,207, according
to the World Bank. The agency also said that only half of the country’s
school-aged kids went to school in 1950, while 40 years later, all did.
By 2000, there were 80,000 primary school teachers, compared to 17,355
in 1958-59, the World Bank said.

Yet literacy before Castro already stood at 76 percent, the second
highest in Latin America after Argentina. Under the Castro government,
many books are banned, history textbooks carry only the government’s
version and many recent university graduates say they see no future at home.

Many young architects, doctors, engineers, nurses and teachers who
arrived in South Florida since 2000 said they earned more in tips as
waiters and bartenders than in their professions.

Among problems cited in a Juventúd Rebelde report in 2008 was an
“exodus”’ of teachers away from the profession. The shortage at one
point forced authorities to use as teachers youths still studying to be
teachers themselves, some as young as 17. A report submitted to the
National Assembly in July 2008 said more than half of all high school
teachers were still in training. Multiple websites that report on Cuba
reported in 2014 that the teacher shortage continues and that the island
has enough educators to staff only about 93 percent of schools.

Welfare
As for general welfare, the picture is not much better.

The average retirement pension is about half of a monthly salary — which
averages $17 in a country where a pair of shoes can cost about $30 About
2 million of Cuba’s 11 million people currently receive pensions,
according to official figures. In 2009, the Cuban government raised the
retirement age by five years to cope with rising pension costs.

A ration card provides a basic monthly basket of food and other goods at
highly subsidized prices. But most Cubans say the food rations only last
seven to 10 days — and that they have to pay much higher prices for the
rest of the month. In 2010, Raúl Castro, who replaced his brother Fidel
as Cuban leader, called for an orderly end to the ration system.

As of 2009, about 1.2 million Cubans had a fixed telephone line, and
about 1 million cell phones were in use as of 2010. Nevertheless,
telephone communications in Cuba, once dismal, have improved vastly over
the years. About 2.8 million Cubans have access to the Internet, which
is heavily controlled by the government.

Meanwhile, Cubans continue to flee the island. Almost 2 million
island-born Cubans now live in the United States, according to 2010 U.S.
Census figures.

More than 100,000 Cubans left the island for the United States between
2005 and 2014, and after President Barack Obama ordered the
normalization of diplomatic relations with Havana on Dec. 17, 2014,
arrivals of Cubans in the United States appeared to accelerate.

Most of the new arrivals said they left Cuba because they feared that
normalization would bring about the demise of the Cuban Adjustment Act,
the 1966 law that enables Cubans to get permanent residency after a year
and a day in the United States.

“Castro’s legacy is going to be very negative for Cuban society,” said
Gonzalez, the Rand Corp. Cuba watcher. “He will leave a dysfunctional
legacy.”

Source: Fidel Castro is dead: He leaves behind a dysfunctional legacy |
Miami Herald –
www.miamiherald.com/news/nation-world/world/americas/fidel-castro-en/article117191708.html

]]>
http://ebolacuba.impela.net/2016/11/fidel-castro-is-dead-he-leaves-behind-a-dysfunctional-legacy/feed/ 0
Está Cuba preparada para el pos embargo-bloqueo? http://ebolacuba.impela.net/2016/10/esta-cuba-preparada-para-el-pos-embargo-bloqueo/ http://ebolacuba.impela.net/2016/10/esta-cuba-preparada-para-el-pos-embargo-bloqueo/#respond Thu, 27 Oct 2016 17:26:27 +0000 http://dhcuba.impela.net/?p=170542 ¿Está Cuba preparada para el pos embargo-bloqueo?
¿Que pasaría si la clarividencia prevaleciera y se levantara pronto?
Jueves, octubre 27, 2016 | Miriam Leiva

LA HABANA, Cuba.- La abstención del gobierno de Estados Unidos en la
votación del proyecto de resolución sobre la condena al embargo
norteamericano a Cuba en la Asamblea General de ONU, el 26 de octubre,
concuerda con la política del presidente Obama hacia este país y su
petición al Congreso de eliminarlo. El gobierno cubano parece acercarse
a una victoria pírrica, pues va perdiendo la trinchera de David frente a
Goliat, propaganda y represión.

La decisión ha impactado por haber sido la primera vez que Estados
Unidos no votaba en contra de una resolución condenatoria a su
actuación, y en este caso referido a una medida implantada en 1962 y
reforzada posteriormente. Durante 25 años, la Asamblea General de la
Organización de las Naciones Unidas se pronunciaba sobre el proyecto
presentado por el gobierno cubano, que carece de poder vinculante,
aunque posee el respaldo de 191 países miembros, únicamente con los
votos en contra de Estados Unidos e Israel en 2015. La embajadora
Samantha Power explicó que el cambio hacia la abstención no era por la
razón expuesta en la resolución, sino porque el aislamiento había sido
contraproducente. Añadió que no significa que Estados Unidos concuerde
con todas las políticas y prácticas del gobierno cubano, y detalló la
profunda preocupación por las serias violaciones de derechos humanos.

La abstención es coherente con los conceptos expuestos por el
presidente Obama como basamento de su política proactiva de diplomacia
pueblo a pueblo, y diálogo con el gobierno cubano. El desmontaje del
embargo según las Órdenes Ejecutivas con 6 paquetes de medidas, el
último el pasado 14 de octubre, se ha realizado mediante pasos
calibrados, iniciándolos con la eliminación de restricciones que
afectaban directamente a los cubanos, como el envío de remesas y las
visitas que contribuyeron a reunir familias divididas durante decenios.
No menos importante han sido los viajes de norteamericanos que han
interactuado con amplios sectores de la sociedad cubana. Las
correspondientes regulaciones de las Secretarias de Tesoro y Comercio
avanzaron en sintonía con el progreso de las negociaciones con el
presidente Raúl Castro, el restablecimiento de las relaciones
diplomáticas, la reapertura de las respectivas embajadas, los
intercambios de delegaciones de alto nivel (especialmente de los
funcionarios norteamericanos a Cuba) y las conversaciones y acuerdos
temáticos de mutuo interés. Amplios sectores norteamericanos y
cubanoamericanos poderosos económica y políticamente empujaron y
continuarán presionando para eliminar el embargo-bloqueo.

Los derechos de todos los cubanos y el apoyo a la sociedad civil
independiente han sido destacados por el presidente Obama públicamente
durante su visita a Cuba en marzo de 2016, cuando los abordó en su
discurso compartiendo tribuna con Raúl Castro y se reunió con algunos de
sus representantes, como también lo hicieron el Secretario de Estado
John Kerry en 2015, y la delegación a la Segunda Ronda de
Conversaciones sobre Derechos Humanos encabezada por Tom Malinowski el
15 de octubre pasado. La Directiva Presidencial Política emitida el día
14 confiere relevancia al tema.

La Embajadora Power mencionó al Dr. Félix Báez Sarría, contagiado de
ébola en Sierra Leona, como ejemplo de altruismo de los médicos cubanos
y la solidaridad internacional. Muy oportuno ejemplo, diría el
economista independiente Oscar Espinosa Chepe, uno de los 75 prisioneros
de conciencia, condenado en 2003 a 20 años de cárcel, solo por expresar
sus opiniones pacíficamente. A pesar de su mal estado de salud, Chepe
fue enviado a la prisión de Guantánamo y a Bonitico en la cárcel de
máxima seguridad de Bonito–Santiago de Cuba. Por su progresivo
deterioro, fue trasladado al Hospital Militar de La Habana como
resultado de las gestiones de la familia, las Damas de Blanco y la
solidaridad internacional. Allí fue atendido por el Dr. Félix Báez
Sarría, quien interrogado por el entonces canciller Felipe Pérez Roque,
durante una conferencia de prensa televisada en marzo de 2004, aseveró
que el reo no estaba seriamente enfermo y que mentía al igual que su
esposa. Chepe fue excarcelado por motivos de salud el 29 de noviembre
de 2004. Entonces podría haber recibido tratamiento médico en el
extranjero, pero no aceptó salir definitivamente. Cuando en marzo de
2013 su enfermedad estaba muy avanzada y no tenía posibilidades de otros
tratamientos en Cuba, parecía que lo dejarían regresar, por lo que
viajó a España, pero ya era muy tarde, falleció en septiembre. Oscar
Espinosa Chepe abogaba por la reconciliación entre cubanos, el
levantamiento del embargo-bloqueo y la política proactiva del presidente
Obama. Seguramente habría apoyado la atención internacional con
participación de Estados Unidos dispensada al Dr. Báez Sarría y su
recuperación.

La argumentación del gobierno cubano sobre la irreversibilidad del
socialismo apoyado por más de 8 millones de cubanos en 2002 demuestra la
desidia de las autoridades para superar la inmensa crisis nacional y su
engaño sobre la aceptación inmutable de los cubanos. El embargo quizás
aún se mantenga durante años. Pero si la clarividencia prevaleciera y se
levantara pronto, Cuba no tendría productos que exportar, ni dinero para
pagar, legislación y mecanismos confiables para la tan ansiada
inversión extranjera, personal experimentado, infraestructura, PYMES
(pequeñas y medianas empresas) para apoyar la gestión del todopoderoso
Estado cuajado de empresas descapitalizadas y sin contabilidad adecuada,
sobrecargado de personal desmotivado, en un país con un mercado de 11
millones de personas sin poder adquisitivo y tantos problemas más. ¿Los
dirigentes arriarán a los criollos suplantados por extranjeros, servidos
por ancianos escuálidos y entristecidos porque los jóvenes huyeron al Norte?

Source: ¿Está Cuba preparada para el pos embargo-bloqueo? | Cubanet –
www.cubanet.org/opiniones/esta-cuba-preparada-para-el-pos-embargo-bloqueo/

]]>
http://ebolacuba.impela.net/2016/10/esta-cuba-preparada-para-el-pos-embargo-bloqueo/feed/ 0
Internet y reforma económica, entre las prioridades de Obama con Cuba http://ebolacuba.impela.net/2016/10/internet-y-reforma-economica-entre-las-prioridades-de-obama-con-cuba/ http://ebolacuba.impela.net/2016/10/internet-y-reforma-economica-entre-las-prioridades-de-obama-con-cuba/#respond Mon, 17 Oct 2016 11:09:11 +0000 http://dhcuba.impela.net/?p=170151 Internet y reforma económica, entre las prioridades de Obama con Cuba
octubre 16, 2016
Martinoticias.com

En su directiva presidencial sobre el acercamiento con Cuba, el
presidente desglosa seis objetivos prioritarios para la normalización de
relaciones a medio plazo entre los Estados Unidos y la isla.
Cuando este lunes el Registro Federal publique las nuevas enmiendas a
los reglamentos de las sanciones a Cuba anunciadas el viernes por la
Casa Blanca, Estados Unidos habrá dado otro paso hacia la normalización
de relaciones con la isla de gobierno comunista, pero ¿hacia dónde se
encamina una negociación que algunos temen podría morir o debilitarse
con el fin de la Administración Obama?

Ambos candidatos presidenciales han dejado claro cual será su política
con respecto a las negociaciones con Cuba. Mientras la demócrata Hillary
Clinton promete continuar el legado de Obama, su rival republicano,
Donald Trump, advierte que revertirá las órdenes ejecutivas y
concesiones que la Casa Blanca ha tenido con Cuba, “hasta que las
libertades sean restauradas” en la isla.

Se desconoce la posición que asumirá el gobierno cubano con respecto a
un nuevo interlocutor en la Casa Blanca. Por el momento, el gobierno ha
dicho que algunas de las partes de la Directiva Presidencial tienen “un
contenido injerencista”.

En cualquiera de los casos no podrá ignorarse el camino desandado hasta
ahora.

Tras hacer un recuento de los logros alcanzados desde que se inició el
proceso, el 17 de diciembre de 2014, Obama desglosa en su Directiva
Presidencial el panorama estratégico y los seis objetivos prioritarios
en los que el país deberá continuar trabajando para la normalización a
mediano plazo de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

La ruta a seguir queda trazada en estos seis puntos para la negociación:
interacción entre ambos gobiernos, participación y conectividad,
expansión del comercio, reforma económica, respeto por los derechos
humanos universales, las libertades fundamentales y los valores
democráticos y por último la integración cubana en los sistemas
internacionales y regionales.

El presidente prioriza las áreas y temas que fundamentan su acercamiento
con Cuba, la interacción como modo de llevar adelante el diálogo
bilateral, la participación ciudadana y el acceso a internet como
herramientas para empoderar a los cubanos hacia el cambio, la expansión
del comercio con un último empujón al embargo económico, la exigencia de
mayores reformas económicas al gobierno de Raúl Castro, el avance en el
diálogo sobre derechos humanos –que no busca “un cambio de régimen en
Cuba”, sino “un mayor respeto por parte del gobierno cubano a los
derechos humanos universales y las libertades individuales”- y una mayor
integración de la isla a los organismos internacionales respetando las
normas y leyes establecidas.

En declaraciones sobre la directiva, el presidente Obama recalcó que la
interacción es la vía para abordar las diferencias entre los dos países.

“Todavía sigue habiendo desafíos – y aún persisten diferencias muy
reales entre nuestros gobiernos sobre asuntos de democracia y derechos
humanos – pero yo creo que la interacción es la mejor manera de abordar
esas diferencias y hacer progreso en nombre de nuestros intereses y
valores. El progreso de los últimos dos años, reafirmado por la medida
de hoy, debería recordarle al mundo todo lo que es posible cuando
miramos juntos al futuro”, subrayó el presidente.

A continuación, puedes consultar el desglose de los seis objetivos:

1. Interacción entre ambos gobiernos

Continuaremos la participación de alto nivel y técnica en áreas de
interés mutuo, incluyendo la agricultura, la economía y las pequeñas
empresas, el transporte, la ciencia y la tecnología, el medioambiente,
el clima, la salud, la aplicación de la ley, la migración, la seguridad
nacional, la preparación y respuesta para casos de desastre, y
antiterrorismo. Por medio de la Comisión Bilateral, identificaremos y
priorizaremos áreas de colaboración y participación que permitan avanzar
en cuanto a nuestras metas de resultados. Fuertes lazos diplomáticos
permitirán la participación constructiva en las diferencias bilaterales,
incluyendo nuestros programas de democracia y de radiodifusión, mientras
que protegemos nuestros intereses y valores, tales como la Base Naval de
Guantánamo. Utilizaremos la participación para instar a Cuba a realizar
progresos demostrables en materia de derechos humanos y libertad
religiosa. A medida que los gobiernos de los Estados Unidos y Cuba
construyan confianza a través de una participación más frecuente,
llevaremos a cabo cada vez más interacciones a nivel de trabajo entre
los ministerios y organismos cubanos y las agencias y departamentos de
los Estados Unidos que reduzcan la necesidad de conversaciones de alto
nivel sobre cuestiones de rutina. Dada la falta de relaciones
diplomáticas durante los últimos decenios, se buscará una amplia
participación en todo el gobierno cubano, incluyendo ministerios y
autoridades locales. Cuando sea apropiado y legalmente posible,
colaboraremos con Cuba para normalizar las relaciones comerciales en su
totalidad.

2. Participación y conectividad

Los Estados Unidos continuará apoyando vínculos entre personas por medio
de intercambios del gobierno o patrocinado al nivel privado, incluyendo
los temas de educación, cultura, negocios, ciencias, medioambiente,
tecnología y deportes. A medida que lo permita la ley, seguiremos
apoyando el desarrollo de servicio aéreo regular y fletado y enlaces
marítimos, incluyendo los transbordadores. La asociación continuada con
la comunidad de origen cubano en los Estados Unidos es de particular
importancia dados sus fuertes lazos familiares y socioculturales, así
como su función natural como ciudadanos-embajadores. Facilitaremos las
oportunidades para que las personas de origen cubano en los Estados
Unidos reconstruyan y establezcan nuevos lazos de familia para apoyar la
reconciliación. Para facilitar el objetivo de aumentar su acceso a
internet de un 5 por ciento a un 50 por ciento de la población de Cuba
para 2020, estableceremos un grupo de trabajo bilateral para ampliar la
conectividad a Internet. Buscaremos oportunidades que permitan a las
fundaciones y universidades estadounidenses establecer vínculos con Cuba.

3. Expansión del comercio

El gobierno de los Estados Unidos buscara maneras de ampliar las
oportunidades para que las empresas estadounidenses trabajen con Cuba.
El embargo es obsoleto y debe ser levantado. Mi Administración ha pedido
reiteradamente al Congreso que levante el embargo, y continuaremos
trabajando hacia ese objetivo. Mientras que el embargo se mantenga en su
lugar, nuestra función será la de aplicar políticas que permitan la
autorización de la participación del sector privado de los Estados
Unidos con el sector privado emergente de Cuba y con las empresas
estatales que proporcionan bienes y servicios a la población cubana. La
cooperación policial se asegurará de que el comercio autorizado y los
viajeros autorizados puedan trasladarse rápidamente entre los Estados
Unidos y Cuba. Aunque reconocemos la prioridad dada a las empresas
estatales en el modelo cubano, pretendemos fomentar reformas que hagan
alinearse a estas entidades con las normas internacionales, en especial
la transparencia.

Los cambios regulatorios de los Estados Unidos han creado un espacio
para que el gobierno cubano introduzca cambios comparables. En conjunto
con la modificación normativa del Departamento del Tesoro para ampliar
el acceso de Cuba al sistema financiero de los Estados Unidos y las
cuentas en dólares de tránsito de los Estados Unidos, el gobierno cubano
anunció a principios de 2016 sus planes de eliminar la penalización del
10 por ciento en las operaciones de conversión al dólar estadounidense,
con sujeción a la mejora del acceso al sistema bancario internacional.
Continuaremos los esfuerzos privados y públicos para explicar nuestros
cambios regulatorios a las empresas y bancos estadounidenses, a los
empresarios cubanos, y al gobierno cubano.

4. Reforma económica

Aunque el gobierno cubano mantiene sus metas económicas basadas en
prioridades nacionales, nosotros utilizaremos nuestra cooperación
ampliada para apoyar mayores reformas económicas por parte del gobierno
cubano. Los recientes intercambios entre las instituciones de servicios
financieros y los reguladores han permitido un mayor entendimiento mutuo
de nuestros respectivos sistemas financieros y prioridades económicas.
Sostendremos diálogos entre ambos gobiernos para conversar sobre
opciones para las reformas macro y microeconómicas, con el objetivo de
conectar los cambios en las políticas de los Estados Unidos con las
reformas cubanas, de manera que se creen oportunidades para empresas los
Estados Unidos y para el pueblo cubano.

Si y cuando el Congreso levanta el embargo, mi Administración
participará con el Congreso y los grupos interesados en diálogos e
intercambios preparatorios a nivel comercial y económico. Mi
Administración entonces, de manera similar, hablará con el Congreso
respecto de la sustancia y el momento para un nuevo acuerdo comercial
bilateral que aborde los restantes requisitos legales para el comercio.

5. Respeto por los derechos humanos universales, las libertades
fundamentales y los valores democráticos

Nosotros no buscaremos un cambio de régimen en Cuba. Continuaremos
dejando claro que los Estados Unidos no puede imponer un modelo
diferente en Cuba porque el futuro de Cuba depende del pueblo cubano.
Deseamos un mayor respeto por parte del gobierno cubano a los derechos
humanos universales y las libertades individuales de cada persona. El
avance en este aspecto tendrá un impacto positivo en los otros
objetivos. Alentaremos al gobierno cubano a respetar los derechos
humanos, apoyaremos a la emergente sociedad civil de amplia base en Cuba
y alentaremos a los asociados y a los actores no gubernamentales a
sumarse a nosotros en abogar a favor de las reformas. Mientras
mantenemos nuestro compromiso de apoyo a los activistas democráticos
como lo hacemos en todo el mundo, también participaremos con líderes
comunitarios, blogueros, activistas y otros líderes en temas sociales
que puedan contribuir al diálogo interno en Cuba sobre la participación
cívica. Seguiremos intentando participar con la sociedad civil por medio
de la embajada de los Estados Unidos en La Habana y durante las visitas
oficiales del gobierno de los Estados Unidos a Cuba. Buscaremos
institucionalizar un diálogo regular sobre los derechos humanos con el
gobierno cubano para impulsar el progreso en materia de derechos
humanos. Seguiremos apoyando programas democráticos que sean
transparentes y consistentes con la programación en otras sociedades
similarmente situadas en el mundo. Hemos de utilizar nuestra creciente
capacidad para participar con asociados regionales, tanto bilateralmente
como por medio de las entidades regionales, para alentar al respeto a
los derechos humanos en Cuba. Consultaremos con actores no
gubernamentales, como la Iglesia católica y otras entidades religiosas.
Finalmente, trabajaremos con la Unión Europea y entidades
internacionales y países con ideas similares para impulsar al gobierno
cubano a que respete los valores universales.

6. Integración cubana en los sistemas internacionales y regionales

Ampliaremos el diálogo con Cuba en las organizaciones en las que ya es
miembro, como la OMC y la Organización Mundial de Aduanas (OMA), y
alentaremos a Cuba a avanzar hacia una participación basada en normas,
sujeta a los requisitos legales. Animaremos a Cuba para que ajuste su
marco jurídico, en particular su legislación comercial, de acuerdo con
las normas internacionales. Animaremos a Cuba a cumplir con las normas
de la OMA para la seguridad de la cadena de suministro. En la medida
permitida y en consonancia con la ley aplicable, facilitaremos la
integración en los organismos internacionales, incluso mediante el uso
de programas de asistencia técnica.

Continuaremos cooperando con Cuba en temas regionales y globales (por
ejemplo, la lucha contra el brote de ébola y el proceso de paz en
Colombia). Poner fin al embargo y satisfacer otros requisitos legales
relativos al comercio permitirá a los Estados Unidos normalizar las
relaciones comerciales con Cuba.

Source: Internet y reforma económica, entre las prioridades de Obama con
Cuba –
www.martinoticias.com/a/internet-reforma-economica-prioridades-obama-cuba/131795.html

]]>
http://ebolacuba.impela.net/2016/10/internet-y-reforma-economica-entre-las-prioridades-de-obama-con-cuba/feed/ 0
El Gobierno envía 38 médicos a Haití, donde los muertos por Matthew son más de 800 http://ebolacuba.impela.net/2016/10/el-gobierno-envia-38-medicos-a-haiti-donde-los-muertos-por-matthew-son-mas-de-800/ http://ebolacuba.impela.net/2016/10/el-gobierno-envia-38-medicos-a-haiti-donde-los-muertos-por-matthew-son-mas-de-800/#respond Sat, 08 Oct 2016 12:14:41 +0000 http://dhcuba.impela.net/?p=169838 El Gobierno envía 38 médicos a Haití, donde los muertos por Matthew son
más de 800
AGENCIAS | La Habana | 8 de Octubre de 2016 – 09:09 CEST.

El Gobierno cubano enviará una brigada sanitaria a Haití debido a los
graves destrozos que ocasionó el devastador huracán Matthew, que ha
provocado en ese país más de 800 muertes, informó el viernes la
televisión estatal, reporta EFE.

Un grupo de 38 profesionales con “amplia experiencia” integran esta
brigada emergente que viajará este sábado a Haití para trabajar junto a
más de 600 colaboradores de salud cubanos que se encuentran en esa
nación prestando servicios desde hace varios años.

La brigada sanitaria cubana pertenece al contingente internacional de
médicos especializados “Henry Reeve”, creado en el año 2005 con la
misión de asistir a otros países para el enfrentamiento a desastres y
graves epidemias.

El régimen suele usar las brigadas médicas a otros países como un
elemento de propaganda política a su favor. En numerosas ocasiones,
profesionales médicos de las brigadas aprovechan los viajes para
escapar. Algunos han denunciado como “esclavitud moderna” las
condiciones en las que trabajan y viven.

En los últimos años brigadas del contingente sanitario cubano ha
colaborado en el combate a la epidemia del virus del ébola en Liberia,
Sierra Leona y Guinea Conakry, los tres países de África Occidental que
fueron más afectados, con el apoyo de la Organización Mundial de la
Salud (OMS).

También asistió a los damnificados en la isla de Dominica por la
tormenta tropical Erika que en agosto de 2015 dejó más de 20 muertos
tras azotar esa isla del Caribe Oriental y auxilió a las víctimas del
terremoto registrado en Ecuador en abril de este año.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) aseguró este viernes que
unas 350.000 personas necesitan asistencia médica en Haití donde prevé
un “aumento importante” en los casos de cólera tras el devastador paso
del huracán Matthew, que ha dejado más de 800 muertos en ese país, una
cifra que todavía puede aumentar.

Las autoridades haitianas han cifrado ya en al menos 820 las víctimas
mortales del huracán, en su mayoría en el suroeste de Haití, lo que lo
convierte en el peor desastre natural en el país desde el terremoto de
2010, que dejó unos 300.000 fallecidos.

Source: El Gobierno envía 38 médicos a Haití, donde los muertos por
Matthew son más de 800 | Diario de Cuba –
www.diariodecuba.com/cuba/1475910597_25872.html

]]>
http://ebolacuba.impela.net/2016/10/el-gobierno-envia-38-medicos-a-haiti-donde-los-muertos-por-matthew-son-mas-de-800/feed/ 0
Caibarién, zona de peligro http://ebolacuba.impela.net/2016/09/caibarien-zona-de-peligro/ http://ebolacuba.impela.net/2016/09/caibarien-zona-de-peligro/#respond Sat, 10 Sep 2016 12:26:00 +0000 http://dhcuba.impela.net/?p=169066 Caibarién, zona de peligro
El municipio villaclareño respira actualmente el hedor del delito creciente
Viernes, septiembre 9, 2016 | Pedro Manuel González Reinoso

VILLA CLARA, Cuba.- En la tarde del pasado domingo 4 de septiembre fue
asesinado, en una plaza pública de Caibarién, el psicólogo de 26 años de
edad Asiel Martínez, quien padecía un síndrome nervioso derivado de la
misión cumplida en África, donde combatió el ébola como parte de la
brigada médica cubana el pasado año. No obstante, preparaba y festejaba
el irse pronto a Venezuela en nueva aventura.

Apenas recién graduado, el galeno fue incluido en el primer contingente
que partió a aquellas. Pero ya retornado y dado al alcohol, resultó
blanco de burlas y apuestas callejeras. En su último día, un borracho al
que pisó sin querer le propinó, sin más, tubazos en la cabeza y el par
de puñaladas que acabaron con su vida.

Con la suya, Caibarién suma ya al menos nueve muertes violentas en lo
que va de año. Una de las más horripilantes le ocurrió hace poco un
jubilado de nombre Bárbaro Mirabal, de 63 años, quien terminó con el
cráneo asaetado por un arpón neumático propiedad de un miembro del
Comité de Vigilancia de su cuadra, irritado con la bulla proveniente de
una partida de dominó.

En 2015, el Observatorio Crítico Cubano reportó el asesinato a
martillazos del tapicero Roberto Medina (58 años) a manos de dos
adolescentes enfermos de odio, proceso que terminó este 2016 con la
práctica absolución de los homicidas al aplicárseles condena mínima,
tras manifestar el trinomio fiscal-instructor-abogado que ambos sujetos
fueron seducidos por el occiso cuando todavía eran menores de edad.

Se manejó el expediente como otro “crimen pasional”, de los que la
justicia revolucionaria reserva para estos casos delicados, a pesar del
ensañamiento, la alevosía y el hurto comprobados. Vergüenza extra para
la familia de Roberto, que relata estas noticias a quien desee saber,
fue el hecho de no poder probar que los victimarios siquiera lo conocían.

En la madrugada del pasado lunes, un “mirahuecos” alborotó el barrio al
ser sorprendido y lanzado desde el tercer piso del edificio donde se
ponía a mirar. También en vísperas del nuevo curso escolar, el mayor
supermercado del reparto más poblado, conocido como «Van Troi» fue
saqueado, y muchos menores de edad se fueron a clase sin desayunar
porque no permitieron los administrativos descargar la leche. La policía
arribó a esos predios a las 9:00 a.m.

Dar alguna impunidad a embriones de matones y ladrones por desidia,
anulará las causas y abundará en consecuencias.

Pasado el mediodía de este miércoles, un despechado profesor de
educación física llamdo Yoan, de 27 años de edad, que había tenido
problemas de conducta en el curso anterior y fue cesanteado, acuchilló
siete veces a Amaury H. Mesa, de 49 años, director de la escuela
primaria Nguyen Van Troi, del mismo reparto donde se suceden casi todas
las desgracias actuales.

Los alumnos presentes en el acto no han cesado de gritar, aterrorizados.
Algunos precisaron de asistencia médica. La secretaria del fallecido
sufrió un infarto inmediato y se encuentra muy grave.

No es relevante el dato porque parece no contener nexos, pero el
exdirector, persona afable y querida en su colectivo y que había de
algún modo ayudado al asesino porque su padre también es plantilla de la
escuela, era homosexual.

A horas de lo ocurrido, en el barrio La Picadora un cochero de alquiler
nombrado Arturo B. Gómez (42 años) fue víctima de la ira de otro miembro
del gremio, convertido en adversario de última hora, quien le aplastó la
mollera con una piocha.

A finales del 2015 e inicios del presente año, una ola de atracos al
sector estatal despojó de casi todas las computadoras a la Notaría, el
Registro Civil, las oficinas del MINED y la ONAT, entre otros
latrocinios escandalosos que incluyeron al sector privado.

Hasta hoy se desconoce el resultado de las pesquisas relacionadas, ni si
las hubo. El delegado territorial del MININT ofreció estadísticas desde
el Telecentro local en una insólita alocución, pero más allá no se ha
anunciado nada nuevo.

Caibarién ha tenido durante el semestre la visita de una brigada de
Tropas Especiales de la provincia en un despliegue de seguridad, pero
fueron retirados antes de cumplir cabalmente con su misión por problemas
surgidos en áreas del malecón donde trataban de evitar cada noche
salidas ilegales hacia los EE.UU.

Algunos integrantes de la brigada terminaron confrontando serios
problemas personales con los residentes. La bahía tiene largo historial
de fugas hacia el norte, y el secuestro de embarcaciones o el tráfico de
personas están a la orden del día.

La PNR, que pocas veces acude a tiempo al reclamo público por carecer de
medios, se halla inmersa en la tramitación de las denuncias que hay que
archivar por irresolutas, sin otra variante que no sea el cumplimiento
en ese “orden”. Vale decir: el que impongan las prioridades.

Cuando advierten por teléfono de que algo siniestro sucede o está por
suceder en el entorno, el oficial de guardia en la estación policial
suele conminar a que “actúe, adelante, compañero, reduzca al delincuente
hasta que lleguen los combatientes, que los
carro-patrulla-jeep-perseguidora van para allá enseguida”.

Otras crudas realidades

Un transexual al que, por seguridad, identificaremos como J.C., tiene 19
años de edad y “hace las calles” habitualmente en áreas del monumento
ubicado a la entrada del pueblo. Como muchos otros jóvenes desempleados
y “diferentes”, resultó atacado con varias botellas en noche de sábado
reciente por trabajadores que construyen hoteles en el cayerío cercano.

Resulta paradójica la seguridad extrema en esas pequeñas islas. Donde
crece la industria turística conste hay inexpugnable sistema de
vigilancia y control.

Del lado de los cubanos, los bicitaxistas que tienen como base de
operaciones el Servicupet andan todos, por lo pronto, “ensillados”:
armados con instrumentos cortantes, cabillas afiladas y cadenas, para
defenderse de asaltos o si les alquilan tramposos a deshora. También
para pelearse entre ellos mismos tras disputar cliente próspero.

Meses atrás, en ese mismo parqueo, un exrecluso que tomó la justicia por
su mano, mediando arma blanca en el ajuste de cuentas, quitó la vida al
exjefe de la constructora militar donde ambos laboraban y de la que fue
expulsado.

Salir a la calle de noche, en un poblado antaño apacible, ahora
significa jugarse la vida. Las familias rezan, ponen vasos de agua con
imágenes, encienden velas y hacen votos de sacrificio cuando sus jóvenes
anuncian que van a “divertirse” el fin de semana. Nadie duerme en casa
hasta verlos regresar.

El municipio de 50 mil habitantes que ayer destacaba por mantener la
“tranquilidad ciudadana”, además de haber perdido ya el atractivo
económico que le convirtió en sitio próspero, apacible y envidiable,
respira actualmente el hedor del delito creciente, y desborda impotencia
frente a quienes debieran coartarlo.

Compartir:

Source: Caibarién, zona de peligro | Cubanet –
www.cubanet.org/opiniones/caibarien-zona-de-peligro/

]]>
http://ebolacuba.impela.net/2016/09/caibarien-zona-de-peligro/feed/ 0
Más médicos cubanos desertan de misiones internacionalistas http://ebolacuba.impela.net/2016/06/mas-medicos-cubanos-desertan-de-misiones-internacionalistas/ http://ebolacuba.impela.net/2016/06/mas-medicos-cubanos-desertan-de-misiones-internacionalistas/#respond Fri, 24 Jun 2016 15:04:30 +0000 http://dhcuba.impela.net/?p=166629 Más médicos cubanos desertan de misiones internacionalistas
junio 23, 2016
Martinoticias.com

En el 2015 el gobierno estadounidense entregó 1.663 visas a médicos
cubanos, y en los últimos 10 años procesó un total de 8.000 solicitudes
del programa Cuban Medical Professional Parole.
El número de profesionales cubanos de la salud que abandonan las
misiones médicas en otros países ha experimentado un aumento desde el
restablecimiento de relaciones entre Washington y La Habana.

Estadísticas de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración de
EEUU (USCIS) muestran que el año pasado el gobierno estadounidense había
entregado 1.663 visas a médicos cubanos, y en los últimos 10 años
procesó 8.000 solicitudes.

Los médicos cubanos se benefician del programa Cuban Medical
Professional Parole (CMPP), establecido en 2006, cuando se acogieron al
mismo 11 médicos cubanos, cantidad que ha ido aumentando gradualmente,
con 779 visas en 2007, 976 en 2013 y 1,259 el año pasado.

“La gente tiene miedo de que después no pueda ir a Estados Unidos,
porque se revoque la Ley de Ajuste Cubano”, dijo al periódico El Nuevo
Herald Adrián Milia Artiles, un enfermero intensivista que desertó de la
misión cubana en Venezuela.

“Yo era parte de la Brigada Henry Reeve y fui a Sierra Leona para
combatir el ébola, pero en aquel momento solo pensaba en sobrevivir.
Tuve la oportunidad de escapar de Venezuela y lo hice, aunque mi esposa
embarazada tuvo que pagar por eso”, señaló.

Actualmente, Milia Artiles forma parte de unos 500 cubanos que pernoctan
en un albergue de la localidad de Turbo, en Colombia.

“No entiendo por qué me negaron (la visa), porque presenté el pasaporte
rojo de la misión y los papeles que me acreditan como enfermero
intensivista, además de mi anterior trabajo en Cuba. Llevaba cuatro
meses en Colombia y no podía seguir esperando, ahora trataré de llegar
por otra vía”, declaró.

El Gobierno de Cuba, que en 2014 recibió unos $8.200 millones por
exportación de servicios de salud, ve el éxodo del personal médico como
un gran inconveniente.

Cuba ha afirmado que el Cuban Medical Professional Parole “tiene el
perverso objetivo de promover el abandono por parte de profesionales de
la medicina cubana de sus misiones en otros países, facilitando
activamente su emigración mediante el uso de sus embajadas”.

Source: Más médicos cubanos desertan de misiones internacionalistas –
www.martinoticias.com/a/aumenta-numero-medicos-cubanos-desertan-misiones-internacionalistas/124657.html

]]>
http://ebolacuba.impela.net/2016/06/mas-medicos-cubanos-desertan-de-misiones-internacionalistas/feed/ 0
Crece el número de médicos cubanos que reciben parole para viajar a EEUU http://ebolacuba.impela.net/2016/06/crece-el-numero-de-medicos-cubanos-que-reciben-parole-para-viajar-a-eeuu/ http://ebolacuba.impela.net/2016/06/crece-el-numero-de-medicos-cubanos-que-reciben-parole-para-viajar-a-eeuu/#respond Fri, 24 Jun 2016 14:58:56 +0000 http://dhcuba.impela.net/?p=166626 Crece el número de médicos cubanos que reciben parole para viajar a EEUU

Un total de 1,663 profesionales de la salud recibieron visas en el 2015
En los últimos 10 años EEUU ha procesado más de 8,000 solicitudes
Cuba obtuvo en el 2014 $8,200 millones por “exportación de servicios de
salud”
MARIO J. PENTÓN
mpenton@elnuevoherald.com

Un número cada vez mayor de profesionales cubanos de la salud escapa de
las misiones médicas que mantiene la isla en países vecinos y solicita
viajar a Estados Unidos a través del Cuban Medical Professional Parole
(CMPP). El gobierno estadounidense autorizó 1,663 solicitudes en el
2015, una cifra cuatro veces mayor a la registrada en el 2011.

En los últimos 10 años, más de 8,000 solicitudes del personal de la
salud cubano han sido procesadas, según estadísticas de la oficina de
Ciudadanía y Servicios de Inmigración de Estados Unidos (USCIS).

En el 2006, año en el que se estableció el programa, se acogieron al
parole 11 galenos. El aumento se hace visible en el 2007, con 779 visas
otorgadas. Tras la muerte, en el 2013, del ex presidente venezolano Hugo
Chávez, 976 médicos obtuvieron el visado estadounidense. Pero en los dos
últimos años la cifra ha ascendido a 1,259 y 1,663, respectivamente.

“La gente tiene miedo de que después no pueda ir a Estados Unidos,
porque se revoque la Ley de Ajuste Cubano”, dijo Adrián Milia Artiles,
un enfermero intensivista que desertó de la misión cubana en Venezuela,
en declaraciones a el Nuevo Herald .

“Yo era parte de la Brigada Henry Reeve y fui a Sierra Leona para
combatir el ébola, pero en aquel momento solo pensaba en sobrevivir.
Tuve la oportunidad de escapar de Venezuela y lo hice, aunque mi esposa
embarazada tuvo que pagar por eso”.

Milia Artiles se encuentra entre los más de 500 cubanos que están en un
albergue provisional en Turbo, Colombia, donde se siente “mejor que en
Venezuela”. Después de que la embajada estadounidense en Bogotá le
negara el acceso al parole, él y un grupo de 15 doctores y personal de
la salud cubano se trasladaron a la zona costera con el objetivo de
continuar su camino a Estados Unidos por vía terrestre, pero el cierre
de la frontera panameña lo impidió.

“No entiendo por qué me negaron [el derecho a visa], porque presenté el
pasaporte rojo de la misión y los papeles que me acreditan como
enfermero intensivista, además de mi anterior trabajo en Cuba. Llevaba
cuatro meses en Colombia y no podía seguir esperando, ahora trataré de
llegar por otra vía”, dice el migrante.

‘QUE MI HIJO NAZCA EN EEUU’, PIDE MIGRANTE DE CUBA VARADA EN COLOMBIA

Para el gobierno cubano el éxodo del personal de la salud pública
constituye un problema crucial, al punto que ha restablecido la
necesidad de un permiso de salida para aquellos galenos que se
consideren imprescindibles en sus funciones.

Según datos oficiales, solo en 2014 el gobierno cubano obtuvo ganancias
de alrededor de $8.200 millones por concepto de “exportación de
servicios de salud”.

(El CMPP) “tiene el perverso objetivo de promover el abandono por parte
de profesionales de la medicina cubana de sus misiones en otros países,
facilitando activamente su emigración mediante el uso de sus embajadas”,
dijo el gobierno cubano en la declaración oficial sobre las trabas para
la salida de los médicos.

Los médicos cubanos no escapan solo hacia EEUU. Miles aprovecharon la
brecha entre la aplicación de la nueva política migratoria cubana en
2012 y el cierre en 2015 para establecerse en países como Ecuador, donde
sus títulos eran reconocidos y podían incorporarse al sistema sanitario
nacional.

Siga a Mario J. Pentón en Twitter: @mariojose_cuba Tel: (305) 376 2143

Source: Crece el número de médicos cubanos que reciben parole para
viajar a EEUU | El Nuevo Herald –
www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article85515572.html

]]>
http://ebolacuba.impela.net/2016/06/crece-el-numero-de-medicos-cubanos-que-reciben-parole-para-viajar-a-eeuu/feed/ 0
Cuba y su deshielo tropical http://ebolacuba.impela.net/2016/06/cuba-y-su-deshielo-tropical/ http://ebolacuba.impela.net/2016/06/cuba-y-su-deshielo-tropical/#respond Mon, 20 Jun 2016 13:07:47 +0000 http://dhcuba.impela.net/?p=166464 Cuba y su deshielo tropical
El Stonegate Bank comienza a realizar negocios con la Isla, lo que marca
el inicio de la efectiva eliminación de las restricciones para Cuba en
el uso del dólar, producto del embargo
Jorge Dávila Miguel, Miami | 20/06/2016 8:51 am

La banca americana representada por uno de sus más discretos miembros
acaba de iniciar negocios con Cuba. Es el Stonegate Bank, con una
sucursal en el Doral y otra en Coral Gables. “Portón de piedra”, qué
nombre para quien abre puertas, porque las banderas cubana y americana
ya aparecen en su flamante tarjeta de crédito ––la primera en la
historia Cuba-EEUU–– diciéndole al que la quiera: “Gasten en Cuba y
paguen aquí”.
Esto era inédito aun antes de 1959. Por eso llamé al CEO del Banco
Stonegate, Dave Saleski, y le hice, a mi juicio, la pregunta más
importante de todas: y el diez por ciento de impuesto que desde 2004 el
Gobierno cubano le carga al cambio dólar-CUC, ¿cómo lo van a cobrar?
“No lo cobramos”, me dijo Saleski. “Solo facturaremos las usuales tasas
de cambio para las divisas en el extranjero”.
Esto es, sencillamente, el inicio de la efectiva eliminación de las
restricciones para Cuba en el uso del dólar, producto del embargo.
Instituidas durante la administración Bush en 2004 y derogadas por
Barack Obama tres días antes de su viaje a La Habana, los bancos
norteamericanos no se habían decidido a cumplirlas por las complejidades
de una ley con medio siglo de historia y desmontada poco a poco, a golpe
de licencias y decretos presidenciales. Le temían a OFAC. Pero Stonegate
dio el paso. “Y un negocio privado en Cuba, ¿puede tener un Punto de
Venta (POS) con Stonegate Bank?”, le pregunté a Saleski. “No depende de
nosotros pero me imagino que sí”, respondió, “porque ya hay más de
100.000 POS en toda Cuba [recuerde que hace ya tiempo allá operan las
tarjetas de crédito canadienses y europeas] y estoy convencido de que el
gobierno quiere la mayor cantidad posible de POS operando en su territorio”.
Y habrá 155 vuelos comerciales semanales a la isla en breve, y este mes
habrá una Cumbre de Negocios USA-Cuba en Nueva Orleans, y ¡salvar a los
tiburones! es otro de los aspectos en los que Washington y La Habana son
hermanitos conservacionistas, y el Departamento de Salud de Estados
Unidos firmó con Cuba un acuerdo de cooperación en ciencia y salud,
entre otras cosas porque ese país, tan pequeño y pobre, “ha hecho
significativas contribuciones a la salud y a la ciencia, como se
demostró en su lucha contra el ébola en África y al convertirse en el
primer país en el mundo que eliminó la transmisión del HIV de madre a
hijo”, dijo la secretaria de Salud de Estados Unidos, Sylvia Mathews.
Aunque hay a quien todo eso le sabe a hiel. Desde siempre y hasta hoy.
Para ellos, Juantorena nunca corrió bien ni Stevenson fue un semidiós
olímpico; cuando un equipo cubano competía, le iban al americano y
dentro de la “isla esclava” nunca existió un cubano exitoso hasta que
desertara o se exiliara. Son los que alegran de que tal vez sea difícil
vender tabaco cubano en USA y lamentan cuando Bacardí pierde la pelea
por la marca de ron Havana Club. Son, no los que simplemente se
refocilan y autocomplacen odiando al gobierno cubano, sino quienes
intrínsecamente desprecian y no le desean progreso al cubano por el solo
hecho de vivir y trabajar allí. Les amenaza su estatura ideológica,
helada en el aire acondicionado de Miami. Son los que repiten lo mismo
hace 56 años. Los que hacen catarsis eructando política en la prensa, la
radio y en la web. Los que siguen peleando la guerra pasada sin haber
notado que desde hace algún tiempo suavemente la perdieron.

Source: Cuba y su deshielo tropical – Artículos – Opinión – Cuba
Encuentro –
www.cubaencuentro.com/opinion/articulos/cuba-y-su-deshielo-tropical-325815

]]>
http://ebolacuba.impela.net/2016/06/cuba-y-su-deshielo-tropical/feed/ 0
Cuba’s latest prescription for its sick economy http://ebolacuba.impela.net/2016/06/cubas-latest-prescription-for-its-sick-economy/ http://ebolacuba.impela.net/2016/06/cubas-latest-prescription-for-its-sick-economy/#respond Wed, 15 Jun 2016 14:33:08 +0000 http://humanrightsincuba.impela.net/?p=115893 Cuba’s latest prescription for its sick economy
Posted: Wednesday, June 15, 2016 12:15 am
By JANET O’NEILL

For those always looking for something good in the bad guy, let me offer
a present-day example of the sometimes foolhardiness of that endeavor.
My illustration is Cuba, a communist totalitarian dictatorship and
President Obama’s recent new amigo.
There have been opinions expressed in this newspaper lauding Cuban
doctors who have traveled to Africa to administer help in the Ebola
crisis. These physicians have been referred to as having “valor and
compassion” and, indeed, some may possess those very attributes but not
necessarily related to the Ebola cause.

In the totalitarian and socialist government of Cuba, it is not
unreasonable to assume these doctors didn’t volunteer but were “told”
they must go. The Cuban government’s highest money-making export is its
doctors. It is that nation’s most successful, most prestigious and most
lucrative enterprise. The proceeds that Cuba is paid for these “service
contracts” far exceeds any other export income such as rum or Cuban
cigars. A record number of doctors are sent from Cuba to aid other
countries, surpassing any other country’s contribution of health-care
workers. Exported medical expertise from Cuba netted that government an
estimated 8.2 billion in 2014.
It’s naïve to accept that the large volume of doctors, leaving their
families to live in an Ebola-ridden, distressed destination like Sierra
Leone, are all in accord with it. Given this communist government’s huge
financial gain, it is a rational argument that these doctors are told to
“volunteer” and subjected to working in servitude-like conditions.

Humanitarian efforts aren’t at the core of this issue nor does Cuba
deserve a high flying banner under that depiction but their government
has been promoting that image in the attempt to prevent international
isolation. Making money by exporting and exploiting these doctors is
Cuba’s main objective. Those with a burning need to see only good in
Cuba’s participation in Sierra Leone miss the hidden agenda and the
rotten core.
There is no doubt that the expertise these doctors bring is needed but
their efforts are rewarded with minimal financial gain and significant
risk to themselves. It is interesting to note that Cuba and Sierra Leone
have a sustained relationship and a shared history around the
trans-Atlantic slave trade.
Cuban doctors are also sent to Venezuela in crisis situations and
training capacities as a partial payment for oil. The Los Angeles Times
had reported that a significant number of these health-care workers fled
the country to escape “crushing” work loads. Critics have complained
that Cuba has begun to sacrifice the health of its citizens at home to
make money by sending medical workers abroad.
If there is any incentive for Cuban medical-care professionals to aid
other countries, it may be the fact that Cubans lack the financial means
to travel abroad independently. Even higher ranking doctors earn
approximately $70 a month.
Critics of my views are likely supporters of President Obama’s “new day”
of openness between the United States and Cuba, regardless of Cuba’s
violations of human rights. That I consider myself an advocate for human
rights has been sarcastically criticized by readers whose definition and
understanding of rights clash with my own. Those people fall prey to
believing Cuba’s government propaganda of magnanimous gestures toward
other countries and, in doing so, fail miserably to recognize the plight
of Cuban citizens or to understand the harsh and inhumane treatment of a
people who are subjugated by a communist, totalitarian regime.

Janet O’Neill, Northampton, is a writer and advocate of human rights.

Source: Cuba’s latest prescription for its sick economy – Bucks County
Courier Times: Guest Opinion | Politics | Current Events –
www.buckscountycouriertimes.com/opinion/guest/cuba-s-latest-prescription-for-its-sick-economy/article_f5231158-548f-5a56-8244-3929704bf683.html

]]>
http://ebolacuba.impela.net/2016/06/cubas-latest-prescription-for-its-sick-economy/feed/ 0
HHS memo shows that agencies should be ready to work with Cuba http://ebolacuba.impela.net/2016/06/hhs-memo-shows-that-agencies-should-be-ready-to-work-with-cuba/ http://ebolacuba.impela.net/2016/06/hhs-memo-shows-that-agencies-should-be-ready-to-work-with-cuba/#respond Tue, 14 Jun 2016 11:57:23 +0000 http://humanrightsincuba.impela.net/?p=115881 HHS memo shows that agencies should be ready to work with Cuba
Carten Cordell, Federal Times 4:21 p.m. EDT June 13, 2016

The 50-year freeze in U.S.-Cuba relations continued its diplomatic thaw
on June 13, this time with the Department of Health and Human Services.

HHS and the Cuban Ministry of Public Health entered into a Memorandum of
Understanding that would allow the former Cold War foes to coordinate
efforts to battle infectious diseases and a wide range of other public
health issues, officials said.

“Cuba has made significant contributions to health and science, as
evidenced by their contribution to the Ebola response in West Africa and
becoming the first country to eliminate mother-to-child HIV
transmission,” HHS Secretary Sylvia M. Burwell said in a statement.

“This new collaboration is a historic opportunity for two nations to
build on each other’s knowledge and experience, and benefit biomedical
research and public health at large.”

The MOU offers cooperation on what officials said was “broad spectrum of
public health issues, including global health security, communicable and
non-communicable diseases, research and development and information
technology.”

HHS officials said that the two countries would combine efforts on to
combat infectious diseases, including dengue and chikungunya, as well as
address the systemic challenges of long-term diseases, like cancer, on
their respective health care networks.

The move is the next step in a series of diplomatic moves made by the
Obama administration to normalize relations with the communist nation
that have been animus for much of the past five decades.

Since announcing that diplomatic relations with Cuba would open in 2014,
Obama has traveled to the nation, reopened the U.S. embassy in Havana
and began a series of MOUs on topics ranging from regulatory to
counternarcotic policy agreements.

The Department of Transportation said on Feb. 16 that the two countries
agreed to reopen air travel, followed by the first direct mail flights
to Cuba a month later.

The MOU coincides with a two-day visit from Cuban Minister of Health,
Dr. Roberto Tomás Morales Ojeda, to the agency.

Source: HHS memo shows that agencies should be ready to work with Cuba –
www.federaltimes.com/story/government/management/agency/2016/06/13/hhs-mou-shows-agencies-should-ready-work-cuba/85836010/

]]>
http://ebolacuba.impela.net/2016/06/hhs-memo-shows-that-agencies-should-be-ready-to-work-with-cuba/feed/ 0
Cuba – If it’s such a health superpower, why have thousands of doctors fled? http://ebolacuba.impela.net/2016/03/cuba-if-its-such-a-health-superpower-why-have-thousands-of-doctors-fled/ http://ebolacuba.impela.net/2016/03/cuba-if-its-such-a-health-superpower-why-have-thousands-of-doctors-fled/#respond Mon, 28 Mar 2016 10:47:36 +0000 http://humanrightsincuba.impela.net/?p=115134 Cuba: If it’s such a health superpower, why have thousands of doctors fled?
A total of 1,278 Cuban medics fled to make use of a US parole programme
for doctors in 2013 alone.

“I LIVED IN Spain for 18 years but knew due to the economic crisis, I
couldn’t continue my studies there. If I wanted to become a doctor,
there was only one country I could turn to and that was Cuba,” says
Abderrahman Mohamed Sidi from the disputed territory of Western Sahara,
which borders Algeria, Morocco and Mauritania.
The 26-year-old medical student was born into a refugee camp like the
majority of his compatriots due to the ongoing dispute over control of
Western Sahara. At a young age, he moved to Spain to pursue his medical
studies but couldn’t continue due to financial circumstances.
Instead, he applied and received a scholarship to study for free in Cuba
at the Latin American School of Medicine (ELAM as per the Spanish acronym).
“In my class, there are 15 students from 15 different nations including
Palestine, Chad, Tanzania and the United States,” says Sidi who is in
his second year of six at the medical school.
ELAM hosts nearly 10,000 foreign medical students from 86 different
nations, the majority of whom are from poor backgrounds and developing
nations, almost all at the cost of the Cuban state.
It was set up in 1998 at the behest of then-leader Fidel Castro in
response to the devastation caused by Hurricane Mitch which tore through
many nations in Central America that lacked sufficient medical expertise
to treat those affected.

Health superpower
The medical school is one part of Cuba’s international health efforts,
which has earned the Caribbean nation the title as a health superpower.
“When Ban Ki-Moon [Secretary General of the United Nations] called for
international help during the Ebola crisis in West Africa, he especially
communicated with four nations; United States, Britain and France for
their economic resources, and Cuba for its human resources,” says Dr
Jorge Delgado who led a medical brigade of 165 Cuban doctors and nurses
to fight the Ebola outbreak in Sierra Leone.
The Socialist state sent more doctors to West Africa to fight Ebola than
any other nation, a fact which was also the case after the earthquake in
Haiti in 2010 and following many other humanitarian disasters worldwide.
It has also initiated health projects like Operation Miracle in which
Cuban doctors have performed over 600,000 eye operations worldwide to
treat cataracts and glaucoma.
In addition to training thousands of foreign students at home, Cuba
sends over 50,000 health workers abroad annually, a third of whom are
physicians, to work in developing countries mainly across Latin America
and Africa.
Almost 30,000 alone are in Venezuela as a result of the Oil-for-Doctors
agreement between the two Socialist states which sees Cuba receive
90,000 barrels of oil a day at cut-down prices.

Benefits
Cuba’s international health efforts are seen as diplomatically advantageous.
Political observers noted that in Latin America especially, where many
states are dependent on Cuban medical professionals for services,
nations were reluctant to criticise Cuba, which served to isolate the
United States’ hardline stance against its Caribbean neighbour and,
thus, facilitate the improvement in relations recently.
Cuban health officials though maintain any diplomatic benefits are
secondary and insist this misses the point of Cuba’s health endeavours.
“When we sent hundreds of medics to Pakistan in response to the
humanitarian crisis caused by the earthquake there, we didn’t do it
because we wanted a vote at the UN,” says Delgado, referring to a 2015
vote on the US embargo at the United Nations where all but two nations
(USA and Israel) voted to condemn the blockade.
We did it because we Cubans believe that he who plants love, receives
love, he who seeks solidarity, gets solidarity.
At home, Cuba’s health record internationally is a source of great
pride. Many billboards, used as propaganda rather than for
advertisements in the Caribbean nation, celebrate health missions going
back to the first to Angola in the early 1960s.
“It’s something in the soul of a Cuban to want to do,” says Lucia
Morales Ruiz, a former Microbiologist from Havana, referring to
travelling across the world on medical missions.
Due to the low wages given to health professionals, the mother was
forced to leave her job and now works as a minder.
“I would have loved to travel and help people from across the world, but
I never got the chance,” she says.
The collaboration of Cuba sending doctors to other countries has,
nevertheless, been an extremely important source of hard currency for
the state which has struggled economically because of the blockade,
especially since the breakup of the Soviet Union, which meant the loss
of billions of dollars in subsidies.
Estimates put the amount of income derived at around $5 billion
annually, eclipsing all other industries for the Cuban economy.

Exploitation
This has led to criticisms, though, that the Cuban state is misusing its
doctors for economic gain. It’s not made known how much states pay Cuba
for sending its doctors, but it’s believed the medical personnel only
pocket a small percentage.
In Angola, for example, a Cuban medic earns about US$125 monthly, while
reports suggest the Cuban state is paid US$5,000 dollars per month per
doctor.
Conversely, as a Cuban medic receives so little at home (average wages
are around €40) and with limited possibilities to travel abroad –
historically few Cuban doctors are granted visas to leave the Caribbean
state – missions are much sought after by health workers as it gives
them a chance to earn money that’s impossible to earn at home.
Dr Jorge Iglesias, a now retired primary care physician, travelled on a
two-year mission to Ghana in 1996.

He admits his primary motive to travel was economic.
“I earned $100 per month in Ghana, as well as my own salary back home,
so I could save money as a result,” he says.

It was difficult being away from my family but the higher wages were a
driver to travel.

The pensioner, now living in Havana, was forced into retirement due to a
tumour in his knee which he was born with but was exacerbated by a car
accident in the African nation.
His state pension is only US$10 a month which he says means he struggles
to satisfy even basic needs.
Due to the temptations of better wages abroad, thousands of Cuban
doctors have deserted while on international missions with many heading
to the United States where a special programme called the ‘Cuban Medical
Professional Parole Programme’ offers Cuban doctors asylum in return for
deserting.
A total of 1,278 Cuban medics fled to make use of the programme in 2013
alone.
The health missions, while generally welcomed in most developing
nations, have been met with criticism and protests in Venezuela and
Brazil particularly, the latter has over 11,000 medical workers from
Cuba, where local doctors feel pushed out by cheaper imported Cuban labour.

Delgado dismisses the criticism though.
“The issue isn’t the Cuban doctors. If a Venezuelan doctor emigrates to
Ireland, for example, to look for work, he’s not going because he can’t
get a job in his country, he leaves because he wants a better salary,”
the 66-year-old explains.
“A Cuban medic is motivated by helping people, not the remuneration.”
Whether that motivation would still be as strong if doctors found
themselves with greater freedom of movement and higher salaries at home
remains uncertain.
This journalism was supported by the Simon Cumbers Media Fund.

Source: Cuba: If it’s such a health superpower, why have thousands of
doctors fled? –
www.thejournal.ie/cuba-health-system-sending-docs-abroad-2676832-Mar2016/

]]>
http://ebolacuba.impela.net/2016/03/cuba-if-its-such-a-health-superpower-why-have-thousands-of-doctors-fled/feed/ 0
Raúl Castro – “No es correcto preguntarnos sobre presos políticos… Y ya” http://ebolacuba.impela.net/2016/03/raul-castro-no-es-correcto-preguntarnos-sobre-presos-politicos-y-ya/ http://ebolacuba.impela.net/2016/03/raul-castro-no-es-correcto-preguntarnos-sobre-presos-politicos-y-ya/#respond Wed, 23 Mar 2016 19:34:13 +0000 http://dhcuba.impela.net/?p=163581 Raúl Castro: “No es correcto preguntarnos sobre presos políticos… Y ya”
Posted on 21 marzo, 2016
Por Redacción CaféFuerte

Fue el momento más inesperado de la sesión de declaraciones ante la
prensa de Barack Obama y Raúl Castro este lunes en el Palacio de la
Revolución de La Habana.

Nadie se esperaba, ni el propio Obama, ver a un titubeante y claramente
desconcertado Raúl Castro, haciendo malabrares con los audífonos para
responder con arrogancia totalitaria a una pregunta sobre la existencia
de presos políticos en la isla.

No pasó inadvertido para nadie el incidente del gobernante cubano, que
demostró no estar preparado para actuar fuera de librteto en citas de
verdadera política.

“No es correcto que nos pregunten sobre presos políticos”, llegó a decir
el octogenario general para concluir la sesión con un terminante: ” Y ya”.

Raúl Castro se sintió molesto hasta con la kilométrica pregunta del
reportero de la Televisión Cubana, Boris Fuentes, que realizó una
interrogante de comodín para el gobernante. Una lección que también toca
a la puerta de la disciplinada prensa oficial.

Como colofón del tropiezo castrista estuvo el intento maltrecho de
levantar el brazo de Obama al estilo guerrillero.

Por su indiscutible curiosidad, reproducimos el intercambio de Obama y
Raúl Castro con la prensa al terminar sus respectivos discursos sobre
las conversaciones sostenidas:

Preguntas de la prensa nacional y extranjera y respuestas de ambos
Presidentes, en el teatro del Palacio de la Revolución, el 21 de marzo
de 2016.

Moderador: Pasamos ahora a una breve sesión de preguntas y respuestas.
Ruego a los periodistas hacer uso de los micrófonos ubicados en la sala.
Una primera pregunta al presidente Barack Obama. La primera pregunta
para Jim Acosta.

Jim Acosta (CNN): Gracias al presidente Castro por su hospitalidad en La
Habana. Muchas gracias. Señor Presidente, en su reunión con el
presidente Castro, ¿qué palabras utilizó para instarle para que bus­que
reformas democráticas y ampliar los derechos humanos en Cuba? ¿Invitará
al presidente Castro a la Casa Blanca? Yo sé que ha ido a la ciudad de
Nueva York. ¿Por qué no se reunió con Fidel Castro?

Presidente Castro, Mi padre es cubano y se fue a Estados Unidos cuando
era muy joven. ¿Ve una dirección nueva y democrática para su país? ¿Por
qué tiene prisioneros políticos cubanos y por qué no los suelta? Y, por
favor, una pregunta más: ¿A quién prefiere, a Hillary Clinton o a Donald
Trump? (Risas). Gracias.

BARACK OBAMA: Ambos significamos que tuvimos una conversación muy franca
en asuntos de democracia y derechos humanos. El punto de arranque es que
tenemos dos sistemas distintos de gobierno, dos economías distintas y
tenemos décadas de diferencias profundas, tanto a nivel bilateral como a
nivel internacional. Lo que le dije al presidente Castro es que estamos
avanzando, no estamos viendo hacia atrás. No vemos a Cuba como una
amenaza para Estados Unidos, y espero que mi visita indique en realidad
que estamos escribiendo un nuevo capítulo en las relaciones entre Cuba y
Estados Unidos. Pero, como es la verdad, en los países del mundo entero
donde tenemos relaciones que han sido normalizadas, seguiremos
defendiendo los principios básicos en los cuales no­sotros creemos.

Estados Unidos cree en la democracia, creemos en la libertad de
expresión, de congregación y de culto, que no son simplemente valores
estadounidenses, sino que son valores universales, quizás su expresión
no sea igual en todos los países, quizás no estén consagrados en los
documentos básicos y de la protección legal, pero el impulso, el impulso
humano hacia la libertad, la libertad que José Martí bien mencionó, y
eso es un deseo universal.

Creo que el Presidente Castro ha señalado que según él, asegurándose de
que todos reciban una educación y salud que sean decentes. También
seguridad para las personas mayores, esos son también derechos humanos y
yo personalmente no estoy en de­ sacuerdo con él; pero no nos distrae de
las otras inquietudes que tenemos en la mesa, y el objetivo del diálogo
de derechos humanos no es que Estados Unidos le dicte a Cuba cómo deben
gobernarse, sino asegurarse de que tenemos una conversación que sea
franca, que sea honesta sobre este tema, y que podamos poder aprender
los unos de los otros, no quiere decir que tiene que ser el único tema a
debatir, podemos hablar de la economía, de la salud, intercambios
científicos, cooperación internacional en asuntos de importancia
regional e internacional, todo eso es importante, y eso es algo que
nosotros vamos a seguir por el mismo camino.

En realidad, me gustó el comentario del Presidente Castro cuando ve que
hay ciertas cosas que se tienen que mejorar. No debemos ser inmunes ni
tener miedo a la crítica y a cualquier debate que sea constructivo. Lo
que yo sí sé es cuando hablo con los cubanoamericanos de se­gunda
generación. Creo que estoy hablando no directamente, estoy contestándote
a ti, pero estoy hablando para muchos con quienes he hablado en todo
Estados Unidos. Hay una gran esperanza, pienso yo, de que puede haber
una reconciliación, que el puente que mencionó el Presidente Castro se
puede tender y construir entre cubanoamericanos y los cubanos aquí en la
isla, los nexos familiares, los nexos culturales que son tan fuertes.
Pienso que todos se beneficiarían de que se restablezcan nuevamente
estos nexos.

Uno de los impedimentos para fortalecer esos nexos son los desacuerdos
que tenemos sobre derechos humanos y democracia y hasta el punto que
podamos tener un buen debate sobre eso, una buena conversación para
poder avanzar en realidad. Pienso, entonces, que eso nos va a permitir
el florecer pleno de nuestra relación y que sea posible y si no llegara
a pasar, va a ser básicamente un elemento irritante muy fuerte, si no
podemos concretar, y eso no es solamente para Estados Unidos y Cuba,
como ustedes bien saben, tengo conversaciones cuando vamos a reuniones
bilaterales con aliados, con quienes tenemos nexos muy estrechos, así
como otros países don­de no somos tan cercanos; pero me parece que esto
es algo que en realidad es importante.

Yo me he reunido con personas que han sido sujetos de tensiones
arbitrarias, y yo tengo que hablar sobre eso, porque me hablan
directamente, y yo sé lo que significa eso para ellos. Discúlpeme.

RAUL CASTRO: ¿Ya? (Risas.) Estaba preguntando si se dirigió a mí, porque
las primeras palabras no las entendí, me pareció oír que habló de presos
humanos… [sic}

Periodista: La segunda pregunta era para usted.

RAUL CASTRO: ¿A quién a él o a mí?

Periodista: Para usted, señor Presidente Castro.

RAUL CASTRO: ¿Qué dijo de los presos políticos? ¿Qué pregunta concreta
hizo de los presos políticos? ¿Si hay presos políticos? ¿Preguntó si hay
presos políticos?

Periodista: ¿Si su país tiene prisioneros políticos cubanos y por qué no
los suelta?

RAUL CASTRO: Está bien, es la única que te voy a permitir. Dame la lista
ahora mismo de los presos políticos para soltarlos. Menciónala ahora.
¿Qué preso político, dime el nombre, o los nombres?, o cuando concluya
la reunión me da una lista con los presos, y si hay esos presos
políticos, antes de que llegue la noche van a estar sueltos. Ya. Otra
pregunta.

Periodista: ¿Donald Trump o Hillary Clinton…?

RAUL CASTRO: Yo todavía no puedo votar en Estados Unidos (Risas).

Moderador: Una pregunta al Presidente Raúl, Boris.

Boris Fuentes (Televisión Cubana): Presidente Raúl Castro, usted ha
dicho en reiteradas ocasiones y hoy lo ha repetido una vez más aquí:
Debemos aprender a convivir civilizadamente con nuestras diferencias.
¿Podría usted ampliarnos ese concepto, en este momento histórico que
está viviendo Cuba? También, de paso, una pregunta pequeña para el
Presidente Barack Obama. Presidente Obama, ¿podría el gobierno de
Estados Unidos dar mayores pasos para eliminar el bloqueo de Estados
Unidos durante su gobierno, y no tendría que vivir una generación más de
cubanos bajo este bloqueo económico y financiero contra Cuba?

RAUL CASTRO: Repite tu pregunta que no pude oír bien.

Boris Fuentes: Usted ha dicho en reiteradas ocasiones, hoy lo ha
repetido otra vez: debemos aprender a convivir civilizadamente con
nuestras diferencias.

RAUL CASTRO: Bien, el propio Presidente Obama se ha estado refiriendo a
eso. Hemos dado los primeros pasos, bastantes para ser los primeros, y
debemos continuar dando esos pasos, y estoy seguro de que lograremos
convivir pacíficamente en un ambiente de colaboración mutua, como ya lo
estamos haciendo en algunos aspectos, en beneficio de ambos países, en
beneficio de otros países, como ya lo hemos hecho, modestamente, en
Haití, cuando el cólera, y en África, con el ébola, como él se refirió,
y que ese es el futuro de la humanidad, si queremos salvar la especie,
aunque el agua siga creciendo y la isla se reduzca. Muchas preguntas
para mí. Yo creo que las preguntas hay que hacérselas al Presidente
Obama. Ahí está el regulador.

BARACK OBAMA: A nivel administrativo, ya hemos hecho varias
modificaciones sobre el embargo y me referí a varias en mis palabras de
apertura, y hemos sido bastante agresivos para poder tener la mayor
flexibilidad, dado que la Ley de este embargo, no ha sido eliminada por
el Congreso, quizás hay aspectos técnicos del embargo que se pueden
ajustar, dependiendo de los problemas, a me­dida que los mismos van
surgiendo. Por ejemplo, el asunto que tiene que ver con el dólar
estadounidense, y la necesidad de hacer modificaciones sobre cómo se
implementó el embargo, para poder alentar, en lugar de disuadir reformas
que el gobierno cubano está dispuesto a efectuar, para facilitar mayor
comercio es algo que surge del diálogo entre nuestras dos naciones, y
hemos hecho los ajustes apropiados.

Por supuesto que tardará un tiempo para que los bancos comerciales
entiendan las nuevas reglas; pero pensamos que esta es un área donde
podemos mejorar las circunstancias presentes. Pero quiero ser honesto
con ustedes: la lista de asuntos que podemos hacer en el nivel
administrativo cada día es más corta, y el volumen de los cambios
necesarios con respecto al embargo van a depender ahora de los cambios
que vaya a hacer el Congreso. He hablado claramente sobre el interés de
que eso se haga antes de que yo termine mi mandato.

Francamente el Congreso no ha sido tan productivo como yo he deseado
durante años de elección presidencial. Pero el hecho de que tenemos una
gran representación de congresistas demócratas y republicanos, demuestra
que hay mayor interés en el Congreso para eliminar el embargo. Como dije
anteriormente, la rapidez con que ello suceda, en parte va depender de
que podamos solventar ciertas diferencias sobre asuntos relacionados con
derechos humanos, y por eso es tan importante el diálogo, porque envía
la señal, por lo menos enseña que estamos participando los dos países en
estos asuntos, estamos trabajando.

Le prometí al Presidente que iba a aceptar una pregunta más. Le doy la
palabra a Andrea Mitchell de NBC.

Andrea Mitchell (NBC): Gracias, señor Presidente. ¿Después de sus
reuniones de hoy piensa usted que han avanzado suficiente para poder
acelerar el ritmo y que el gobierno cubano pueda moverse con celeridad,
de manera que los cambios que usted ha efectuado, estos ajustes técnicos
para el embargo, sean permanentes y no puedan ser revertidos por el
próximo Pre­sidente?

¿Qué consejos le ha dado el presidente Castro sobre la capacidad de
permitir que se levante el embargo? Porque nuevamente él dijo que esto
es un asunto que está aquí, básicamente que está obstaculizando el
progreso. Usted dijo que la conversación era de derechos humanos y que
había sido honesta, que había sido franca, y que usted quiere seguir
avanzando, pero cuando usted llegó hubo unos arrestos bastante
dramáticos de las Damas de Blanco, en una manifestación pacífica, ¿cuál
es la señal que se envía? ¿Se puede tener una coexistencia civilizada y
al mismo tiempo tenemos estos desacuerdos tan profundos sobre las
propias definiciones de lo que significan los derechos humanos? Y ahora
para el presidente Castro.

Para muchos de nosotros es increíble escucharle hablar sobre todos estos
temas. ¿Nos podría decir, Presidente, lo que usted ve en el futuro? Le
quedan nueve meses de go­bierno al presidente Obama, y usted dice que se
retirará en 2018, ¿cuál es el futuro de nuestras naciones, dadas las
distintas definiciones y las distintas interpretaciones en asuntos como
democracia y derechos hu­manos?

BARACK OBAMA: Andrea, el em­bargo concluirá, ¿cuándo?, no estoy
to­talmente seguro, pero pienso que concluirá, y el camino que estamos
recorriendo seguirá después de que yo termine mi gobierno, la razón es
lógica; la razón es que lo que hicimos por medio siglo, no fue bueno ni
para nuestros intereses ni para el pueblo cubano. Y cuando hablamos
sobre normalización de relaciones, si seguimos haciendo algo y lo
repetimos y lo repetimos por medio siglo y no funciona, quizás sería
lógico y tendría sentido probar algo nuevo, y eso es lo que hemos hecho.

Y el hecho de que hay un apoyo con fuerzas, no solamente dentro del
Congreso y no solamente en el pueblo estadounidense, sino también en los
cubanos, ello nos indica que este es un proceso que debe y tiene que
seguir. Habiendo dicho eso, levantar el embargo requiere los votos de
una mayoría en el Congreso y quizás más de una mayoría en el Senado.
Como le indiqué al presidente Castro, hay dos cosas que pienso serán de
utilidad para poder acelerar este ritmo, que pueda hacer concluir este
embargo:

En primer lugar, siempre que podamos aprovechar los cambios existentes
que ya hemos logrado y vemos que hay progreso, ello va a permitir
entonces validar este cambio en políticas. Les doy un ejemplo: Hemos
dicho, por ejemplo, que ya no tenemos una restricción para que las
empresas estadounidenses puedan básicamente invertir para ayudar a
desarrollar Internet y hacer todo lo que es infraestructura de banda
an­cha en Cuba, ya no está en contra de la legislación de Estados
Unidos, como ha sido interpretado por mi gobierno. Si siguen ocurriendo
ese tipo de tratos comerciales y los cubanos se benefician con mayor
acceso a Internet, y cuando vaya esta tarde a la reunión de los
emprendedores, en­tiendo que vamos a conocer cubanos jóvenes que ya
están aprendiendo a utilizar Internet y empezar a hacer empresas y eso
desarrolla un grupo de personas que van a abogar para que se elimine el
embargo.

También estamos viendo el trabajo que realizamos en la agricultura. Y
uno empieza a ver más agricultores estadounidenses interactuando con sus
homólogos cubanos, y también más exportaciones e importaciones, y eso en
realidad va generando más… y aumenta la posibilidad de concluir con el
embargo. Entonces tenemos que aprovechar lo que hemos hecho y esperamos
que eso pueda ayudar.

También tenemos que hablar sobre derechos humanos, puesto que hay una
inquietud dentro de Cuba. Ahora, tengan presente que tengo muchísimos
desacuerdos con los chinos con respecto a derechos hu­manos. Viajaré a
Vietnam más tarde en el año y tengo también francos y profundos
desacuerdos con ellos. Cuando nosotros visitamos Birmania cuestionaron
nuestro viaje a ese lugar, debido a las violaciones de vieja data de
derechos humanos, según nuestra opinión, y mi enfoque ha sido que si
participo de manera franca, declarando nuestros valores con firmeza y
con la claridad meridiana de que no podemos imponerle cambio a ningún
país, porque tiene que venir de adentro, esa va a ser una estrategia
mucho más útil que los desacuerdos rígidos del último me­dio siglo.

En realidad lo que quiero decir es que tengo fe en el pueblo, pienso que
si uno conoce a los cubanos aquí y los cubanos conocen a los americanos
allá y se reúnen, interactúan haciendo negocios juntos, yen­do a las
escuelas juntos, aprendiendo los unos de los otros, reconocerán que los
seres humanos somos seres humanos. Entonces en ese con­texto pienso que
el cambio ocurrirá. Me parece que Andrea tenía una pregunta para usted,
señor Presidente, sobre su visión.

El Presidente dijo que solamente iba a responder una pregunta, mientras
que yo iba a responder dos. Pero, señor Presidente, lo dejo a usted si
quiere contestar esa pregunta.

Andrea es una de nuestras periodistas más distinguidas, y yo estoy
seguro de que apreciaría un breve comentario de usted, señor Presidente.

RAUL CASTRO: Andrea, cómo no.

El otro día le hizo una pregunta al Canciller nuestro, Andrea. Le están
preguntando a usted, pero tenemos que concluir, hay un programa. Yo sé
que si me quedo aquí hacen 500 preguntas, y yo dije que iba a contestar
una, voy a contestar una y media. Ya el Presidente Obama me ayudó con la
respuesta.

¿Andrea es usted? Bien, Andrea, yo leí algo aquí de lo que pienso de los
derechos humanos; pero ahora soy yo el que le voy a hacer una pregunta a
usted. En las instituciones ya reconocido hay 61 instrumentos
internacionales, etcétera, ¿cuántos países,

Andrea, del mundo cumplen los 61 derechos humanos y civiles esos
señalados ahí, en su conjunto? ¿Qué país los cumple todos, lo sabe
usted? Yo sí. Ninguno. Ninguno, unos cumplen unos, otros cumplen otros,
y entre esos, estamos nosotros. De esos mencionados, 61 son, Cuba cumple
47, habrá otros que cumplan más, y muchos que cumplen menos. No se puede
politizar el tema de los derechos humanos, eso no es correcto. Si se
persigue con esos fines, vamos a seguir con los mismos.

Por ejemplo, para Cuba, que no los cumple todos, el derecho a la salud.
Usted quiere algo, un derecho más sagrado que el derecho a la salud, que
no se mueran millones y millones de niños por falta de una simple
vacuna, por cualquier medicina.

Por ejemplo, ¿usted está de acuerdo con el derecho a la enseñanza
gratuita para todos los nacidos en cualquier país? Creo que hay mu­chos
países que no consideran eso un derecho humano, en Cuba, em­pezando que
todos los niños nacen en hospitales y ese mismo primer día son
inscritos, porque cuando las madres están en un estado avanzado de su
embarazo se le conduce a los hospitales muchos días antes, o en algunas
casas o locales adjuntos, muchos días antes del parto, para que todos
nazcan en hospitales, no importa en qué elevada montaña viva, ni sus
condiciones económicas.

Tenemos también otros muchos derechos: derecho a la salud, derecho a la
enseñanza. Usted considera, por ejemplo, y es el último ejemplo que le
voy a exponer.

¿Usted cree que por un trabajo igual un hombre gane más que una mujer,
solo por ser mujer? Bueno, pues en Cuba la mujer gana igual que el
hombre si hace igual trabajo. Le puedo enumerar decenas y cientos. Es
decir que no se puede estar utilizando ese argumento, pienso yo, en la
confrontación política, porque no es justo, no es correcto. No quiero
decir que no es honesto, eso forma parte de las confrontaciones. Vamos a
trabajar para que todos podamos cumplir todos los derechos humanos, eso
es así. Igual que hablar de presos -voy a terminar, porque fue un
compromiso de terminar puntual. No es correcto preguntarnos por presos
políticos, díganme el nombre del preso político, y ya.

Moderador: Hemos concluido. Muchas gracias a todos por la participación.

Source: Raúl Castro: “No es correcto preguntarnos sobre presos
políticos… Y ya” – Cafe Fuerte –
http://cafefuerte.com/documentos/28355-raul-castro-no-correcto-preguntarnos-presos-politicos-ya/

]]>
http://ebolacuba.impela.net/2016/03/raul-castro-no-es-correcto-preguntarnos-sobre-presos-politicos-y-ya/feed/ 0
Obama May Meet Zika Head On in Cuba http://ebolacuba.impela.net/2016/02/obama-may-meet-zika-head-on-in-cuba/ http://ebolacuba.impela.net/2016/02/obama-may-meet-zika-head-on-in-cuba/#respond Mon, 15 Feb 2016 09:19:05 +0000 http://humanrightsincuba.impela.net/?p=114712 Obama May Meet Zika Head On in Cuba
White House Letter
By GARDINER HARRIS FEB. 15, 2016

WASHINGTON — As the White House considers a historic visit by President
Obama to Cuba this year, a concern beyond the political and diplomatic
hurdles has arisen: the Zika virus.

Mr. Obama has said he would “very much” like to visit Cuba before the
end of his presidency, and aides have hinted that a visit could come as
soon as next month. But disease experts say Zika’s imminent arrival in
Cuba is almost certain, although the island nation has yet to officially
report cases of locally acquired Zika infection.

“Zika will be all over the Caribbean by the end of February, and almost
certainly that includes Cuba,” said Dr. Peter Hotez, the dean of the
National School of Tropical Medicine at the Baylor College of Medicine.
In other words, it is possible that Mr. Obama could arrive in the middle
of an epidemic.

Dr. Hotez also said the disease would soon become endemic in Peru, where
Mr. Obama will travel in November for the Asia-Pacific Economic
Cooperation summit meeting.

Experts generally agree that since the Zika and dengue viruses are
spread by the same mosquito, wherever the dengue virus is endemic in the
Western Hemisphere — including Cuba and Peru — the Zika virus will soon
be as well.

“It’s only a matter of time,” said Dr. James Kazura, the director of the
Center for Global Health and Diseases at Case Western Reserve University.

Presidential overseas visits are highly choreographed trips that involve
hundreds of aides, security personnel and reporters, including many who
have recently had children or are considering the prospect. The main
worry about the Zika virus is its potential link to microcephaly, a
condition that causes babies to be born with unusually small heads and,
in the vast majority of cases, damaged brains.

“The good news is this is not like Ebola — people don’t die of Zika,”
Mr. Obama said in a recent interview with Gayle King of CBS. “A lot of
people get it and don’t even know that they have it. What we now know,
though, is that there appears to be some significant risk for pregnant
women or women who are thinking about getting pregnant.”

So far these risks have yet to alter schedules at the White House.

“Over all, the president is not changing travel plans based on Zika,”
said Peter Boogaard, a White House spokesman.

Neither are other senior officials in the administration. Treasury
Secretary Jacob J. Lew traveled in January to Puerto Rico to discuss
solutions to the island’s debt problems, and Vice President Joseph R.
Biden Jr. intends to be in Mexico this month for economic talks. Both
places have Zika infections.

Other top officials will continue to visit Latin America, and a large
delegation from the administration still plans to travel in August to
the Olympics in Rio de Janeiro. Brazil is ground zero for the epidemic.

But there have been a handful of assignment changes at the State
Department and Pentagon because of the Zika epidemic, officials said.
Six State Department employees and 14 family members who are pregnant
and assigned to American Embassies in countries affected by Zika have
chosen to leave their posts, Mark C. Toner, a State Department
spokesman, said Friday.

At the Pentagon, a pregnant spouse of a service member assigned to
United States Southern Command, which includes South and Central
America, transferred out of the region three weeks sooner than
previously scheduled because of Zika, said Maj. Adrian J. T.
Rankine-Galloway, a Defense Department spokesman.

The White House has coped with worse. In October 2014, as near-panic
about the Ebola epidemic in West Africa convulsed the country, Mr. Obama
invited to the White House Nina Pham, one of two Dallas nurses infected
with the disease while treating an infected man in Dallas.

Officials quietly asked for confirmation from top health experts that
Ms. Pham was no longer infectious. Reassured, Mr. Obama hugged Ms. Pham
in the Oval Office, an expression of confidence in officials’ grasp of
the science of the disease. Mr. Obama later invited to the White House
health officials who had helped battle the disease in West Africa.

Zika is far less dangerous than Ebola, particularly for Mr. Obama. Most
infections go unnoticed. Those sickened usually suffer little more than
a flat pinkish rash, bloodshot eyes, fever, joint pain and headaches
that pass after a few days. In addition to its possible link to
microcephaly, the virus can in rare circumstances cause Guillain-Barré
syndrome, when the body’s immune system attacks part of the peripheral
nervous system and causes paralysis, which is usually temporary,
sometimes life-threatening and almost always terrifying.

But the science of Zika is far from settled. Zika has been found in
saliva and urine, and Brazilian researchers recently warned that it
might have the potential to spread through kissing. The virus may remain
in a man’s semen for months, and officials have confirmed cases of its
being transmitted by sex.

www.nytimes.com/2016/02/15/us/politics/obama-may-meet-zika-head-on-in-cuba.html?_r=1

]]>
http://ebolacuba.impela.net/2016/02/obama-may-meet-zika-head-on-in-cuba/feed/ 0
Dirigentes del PCC ‘eligen’ a Raúl Castro delegado al VII Congreso http://ebolacuba.impela.net/2016/02/dirigentes-del-pcc-eligen-a-raul-castro-delegado-al-vii-congreso/ http://ebolacuba.impela.net/2016/02/dirigentes-del-pcc-eligen-a-raul-castro-delegado-al-vii-congreso/#respond Tue, 09 Feb 2016 11:18:03 +0000 http://dhcuba.impela.net/?p=161962 Dirigentes del PCC ‘eligen’ a Raúl Castro delegado al VII Congreso
AGENCIAS | La Habana | 9 Feb 2016 – 12:26 am.

Secretarios generales del Partido Comunista en el municipio de Segundo
Frente “eligieron” este lunes a Raúl Castro delegado al VII Congreso de
la organización, única legal en la Isla, informa la prensa oficial.

La elección de Fidel y Raúl Castro como delegados a los congresos del
PCC es rutinaria y nunca recibe votos en contra. Fidel Castro también
fue “elegido” delegado para el Congreso el pasado 4 de febrero.

Según la agencia estatal Prensa Latina, durante la reunión el miembro
del Buró Provincial del PCC Hermes Alonso consideró que es un “honor”
contar con el gobernante cubano entre los delegados del municipio.

Junto a Castro estarán presentes en el Congreso, que se celebra en
abril, tres militantes que trabajan en la rama agropecuaria, un pediatra
y uno de los profesionales cubanos de la salud que combatieron la
epidemia de ébola en África.

Los secretarios generales de núcleos “aprobaron por unanimidad a los
propuestos y finalizaron con vítores y aplausos esa decisión”, informa
la agencia oficial.

Source: Dirigentes del PCC ‘eligen’ a Raúl Castro delegado al VII
Congreso | Diario de Cuba –
www.diariodecuba.com/cuba/1454973998_20081.html

]]>
http://ebolacuba.impela.net/2016/02/dirigentes-del-pcc-eligen-a-raul-castro-delegado-al-vii-congreso/feed/ 0