News / Noticias / Ebola

Misión para Venezuela
febrero 27, 2015
Janis Hernández

HAVANA TIMES — La prédica del Estado cubano durante años ha sido que las
llamadas misiones o colaboraciones son el modo en que se lleva a cabo
“la ayuda desinteresada a otras naciones”. Pero todos sabemos que detrás
de ese pregonado sentido filantrópico hay otra cosa. Tal fraternidad fue
transformándose en una de las principales fuentes de ingreso de divisas
para país.

El envío de personal calificado en materia de salud, deporte, educación,
cultura y otros sectores desde Cuba se efectúa mediante la suscripción
de convenios con los países receptores. Estas misiones no se envían
gratuitamente; el gobierno cubano la cobra en divisas fuertes. Según
ciertas cifras, ya para el 2009 el principal rubro de entradas de
divisas del país fue la exportación de servicios a otros países y no el
turismo internacional.

El gobierno cubano recibe la totalidad del estipendio mensual acordado
por los servicios de cada trabajador exportado, mientras que a la
familia del profesional se le abonan 50 dólares mensuales y el sueldo en
moneda nacional. Solo al final de las misiones, con un sello de misión
cumplida en sus expedientes es que estos profesionales pueden cobrar las
llamadas cuentas congeladas, que junto con el estipendio que han
recibido en sus estadías, sumará un porciento mucho menor que el monto
con el que se queda el Estado.

Si estos profesionales piden el fin de la misión antes de que termine,
por razones personales, de salud o de otra índole, como dicen los
jovencitos:…hasta ahí las clases…

Venezuela es uno de los principales destinatarios. Hace más de una
década que muchos profesionales viajan a este país por período de dos
años, y los hay quienes la continúan por dos más.

Una misión para Venezuela, significaba para cualquier profesional cubano
ganar algún dinero con el que después poder comprase una vivienda, y/o
hacerse de algunos artículos y efectos electrodomésticos que en Cuba con
sus salarios no podrían comprar en años y años de trabajo. Y de paso
cargar con algunas pacotillas para regalar a familiares y amigos y otra
buena cantidad para vender y hacer un dinerito extra.

No les importa si el gobierno los explota,…así es como único mejoran un
poquito ellos y los suyos.

Conseguir una misión se convirtió en negocio para los responsables en
las Direcciones Provinciales del Ministerio de Salud, que lo mismo le
resolvían a sus amigos y familiares, que vendían dichas misiones. Hasta
en Revolico.com, leí una vez un anuncio que decía:…soy médico, dispongo
de 300 CUC, parar pagarme una misión.

De Venezuela, los colaboradores exportaban todo tipo de útiles y
enseres, venían en contenedores desde pomposos refrigeradores hasta
cristalería fina, a un considerado monto aduanal y límite de peso. Pero
un buen día estas prebendas cambiaron y los que llegaban del hermano
país bolivariano, tendrían que pagar igual que todo el mundo.

La crisis económica y social que viene enfrentado ese país desde Chávez,
y agudizadas en el mandato de Maduro, no les permite ya a los misioneros
cubanos hacerse de tantas cosas. Y aunque en entrevistas para la
televisión, frente a las cámaras siempre digan estar orgullosos de
cumplir esta tarea desinteresadamente. En realidad cada vez son menos
los quieren ir para Venezuela. Prefieren Brasil o los países de África
que pagan mejor.

Para agenciarse un poco de dinero y mejorar su calidad de vida, los
profesionales cubanos se enfrentan a todo tipo de riesgos, desde muertes
en hechos violentos, o por accidentes en zonas de difícil acceso, o por
contagiarse de enfermedades letales, o por atentado.

Más de un centenar de médicos cubanos que laboraban en la misión Barrio
Adentro han fallecido en Venezuela desde que se inició el programa en
2003. Aunque las autoridades cubanas aseguran que no es así, en 2010, El
Nacional publicó un trabajo que daba cuenta del deceso de 69 médicos
cubanos en el país.

La historia es que bien sea por el dinero, los efectos
electrodomésticos, la pacotilla, o hasta la forma de desertar para
llegar a estados Unidos, las misiones han sido una opción detrás de la
que están los profesionales de la isla, más allá del cacareado gesto
humanitario.

Hoy escuché la conversación de dos médicos, y uno le decía al otro:

-Ahí, luchándome una misión para cualquier lugar, menos para Venezuela,
ya eso no da nada, prefiero África con ébola y todo.

Mire usted que altruismo.

Source: Misión para Venezuela – Havana Times en español –
http://www.havanatimes.org/sp/?p=104021

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *