News / Noticias / Ebola

The New York Times desprecia a los cubanos
Seis editoriales, uno por semana, a favor del régimen. El último contra
la deserción de médicos que escapan de la explotación
martes, noviembre 18, 2014 | Miriam Celaya

LA HABANA, Cuba. — La publicación de seis editoriales en igual número de
semanas, por parte del diario New York Times (NYT), con tópicos afines
al tema de las controversiales relaciones Estados Unidos-Cuba, no deja
lugar a dudas sobre las intenciones de mantener una permanente campaña
política que se ha estado centrando en dos puntos principales: la
eliminación del Embargo y la normalización de las relaciones entre ambos
gobiernos (dizque “países”).

Lo que no queda claro es el dédalo de intereses que se mueven detrás de
tanto y tan desproporcionado esfuerzo en tratar como novedad algo que se
ha prolongado por más de medio siglo, en especial porque Cuba no
significa nada a los efectos económicos y políticos a nivel global
–salvo por su triste papel de satélite de intereses de potencias
extranjeras durante aquella Guerra Fría, que creíamos superada y hoy
parece estar nuevamente tocando las puertas–, y difícilmente podría
clasificar como prioridad noticiosa frente a acontecimientos
potencialmente tan volátiles como la crisis de Ucrania, la epidemia del
èbola en África, el fuerte descenso del precio del petróleo, la reciente
reunión del G-20, el refuerzo de la presencia militar de Estados Unidos
en Irak para enfrentar al Estado Islámico, y otros que resultan
decisivos en los destinos comunes de numerosas naciones del mundo.

Esta vez le ha tocado la refriega del NYT a las políticas migratorias
“que facilitan la entrada de personal médico cubano a EE.UU”, a las que
el influyente diario acusa de incitar a la deserción de los galenos de
la Isla “mientras cumplen misiones en el exterior”, y para ello se apoya
en cifras que ilustran el creciente número de médicos cubanos que se han
acogido a la oportunidad de ingresar legalmente a EE.UU: desde 11
galenos en 2006 hasta 1278 en lo que va del año 2014.

Para el NYT, esta política migratoria “excesiva” de las autoridades de
su país constituye un atentado a “la principal herramienta diplomática
de la Isla” (nótese que evalúa correctamente a los especialistas cubanos
como “herramientas” del régimen), aunque reconoce la queja de “algunos
médicos que han desertado” acerca de la coerción a que han sido
sometidos por parte del gobierno cubano para incorporarse a dichas
misiones y que éste se apropia de “la mayor parte del dinero que generan
sus servicios (en el extranjero)”.

Sin embargo, el poderoso diario no alcanza a esconder su desprecio
implícito por aquellos a los que obviamente considera seres inferiores,
cuando apunta que “La Habana podría pagarle a su personal en el exterior
de manera más generosa si las brigadas médicas van a seguir
representando una importante fuente de ingresos”.

Es decir que –siguiendo la propuesta del NYT– los profesionales cubanos
de la salud que cumplen misiones en difíciles condiciones en países
extranjeros no deben aspirar a la remuneración adecuada o al cobro total
de sus emolumentos, muchísimo menos a escapar de ese humillante sistema
de explotación, sino que deberían mantenerse sujetos a un gesto de
“generosidad” del (hacendado) Gobierno que los sub-contrata en
condiciones de semi-esclavitud, en caso de que decida pagarle algunos
dólares más.

A ese mismo tenor, NYT señala que “El sistema migratorio estadounidense
debe darles prioridad a los refugiados y a las personas perseguidas más
vulnerables del mundo. Pero no debe utilizarse para agravar la fuga de
cerebros de una nación adversaria, (…)”. Los profesionales cubanos,
pues, no son lo suficientemente vulnerables para el exquisito criterio
de los editorialistas del excelso periódico, pero –y esto es toda una
concesión tratándose de jueces tan elitistas– al menos nuestros galenos
les clasifican como “cerebros”. Del lobo, un pelo.

En todo caso, y en vistas de que este periódico parece tener la
intención de seguir cometiendo crímenes de lesa tinta a costillas de las
miserias cubanas, les sugeriría ser un poco más sutiles… Al menos
deberían disimular un poco su menosprecio hacia la inteligencia de los
indios insulares que creen ver en nosotros, y a los que –dependiendo de
tan buenas intenciones– en breve ya no nos quedará ni tan siquiera
levita con la cual cubrir tanto desamparo.

Source: The New York Times desprecia a los cubanos | Cubanet –
http://www.cubanet.org/destacados/the-new-york-times-contra-la-fuga-de-medicos-cubanos/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *