News / Noticias / Ebola

¿Otra Operación Tributo?
El pueblo teme que suceda con los médicos que combaten el Ébola lo mismo
que sucedió con los cubanos muertos en las guerras de África
lunes, noviembre 10, 2014 | Orlando Freire Santana

LA HABANA. Cuba. -Podría repetirse, ahora con los colaboradores de la
Salud, el show montado con los restos de los militares muertos en las
guerras de África.

La decisión de las autoridades cubanas de no repatriar de inmediato los
restos de los colaboradores que mueren en África no es nueva. Hay que
recordar lo sucedido con los combatientes de la isla que perdieron la
vida en ese continente, en especial en Angola y Etiopía: sus restos
fueron traídos de regreso al finalizar la contienda en Angola. Es decir,
cuando las fuerzas armadas de Cuba concluían definitivamente su “labor
internacionalista” en tierras africanas.

¿Cuál fue el motivo de que los restos no fueran repatriados a medida que
los militares iban cayendo en combate?, podrían preguntarse algunos. Al
margen de los costos económicos que semejante trasiego hubiese
provocado, debe de haber prevalecido el factor emotivo. En momentos en
que los comités militares reclutaban reservistas para mandarlos a
África, hubiese sido desmotivador que se supiera el número de bajas
cubanas en los campos de batalla. Por eso el castrismo guardaba esa
cifra como secreto de Estado.

Al final, a los gobernantes se les ocurrió cubrir con un manto de
solemnidad esas muertes inútiles. Para ello pretendieron apoyarse en la
fibra patriótica de nuestro pueblo, al escoger la fecha del 7 de
diciembre, día de la caída en combate del Mayor General Antonio Maceo,
como momento para efectuar la repatriación de esos restos. Y todo
acompañado de un nombre sensiblero: Operación Tributo. Sin embargo, la
maniobra no resiste un análisis desapasionado. No es posible equiparar
el sacrificio de alguien que dio su vida en pos de la independencia
nacional, con la muerte de esos seres que, en el fondo, solo servían
como carne de cañón para garantizar los intereses hegemónicos de Moscú.
Ahora otro contingente de colaboradores cubanos marcha a África a
combatir la epidemia de Ébola que asola a varias naciones de ese
continente. De acuerdo con declaraciones de funcionarios del Ministerio
de Salud Pública (MINSAP) de Cuba, los colaboradores que enfermen o
fallezcan víctimas de esa enfermedad no serán repatriados a la isla.

La causa fundamental de esa determinación, por supuesto, es tratar de
impedir que el Ébola penetre en el territorio nacional. Pero existe otro
motivo que emparenta esta no repatriación con similar procedimiento
adoptado durante las guerras de Angola y Etiopía: que la opinión pública
no esté al tanto del costo humano de esta empresa.

Recientemente presenciamos un anticipo de lo que podría repetirse más
adelante. El 27 de octubre se dio a conocer una nota informativa del
MINSAP acerca del fallecimiento, en Guinea Conakry, del colaborador
cubano Jorge Juan Guerra Rodríguez. La opinión generalizada entre el
cubano de a pie es que el colaborador murió a consecuencia del Ébola. No
obstante, la referida nota informativa aseguró que Guerra Rodríguez
falleció debido a un Paludismo con complicación cerebral. Aun así, nada
se dijo sobre el destino de sus restos, lo que induce a pensar que
permanecerán en esa nación.

Entonces, ¿habrá otra Operación Tributo, esta vez con los restos de
médicos y enfermeros que marcharon a África, una vez que el Ébola sea un
recuerdo del pasado? Estoy seguro de que sus familiares lo desean
ardientemente. Sería su único consuelo.

Source: ¿Otra Operación Tributo? | Cubanet –
http://www.cubanet.org/opiniones/otra-operacion-tributo/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *